Ordenan prisión preventiva para ex director de la Corporación de Cultura de la municipalidad de Natales

Cuatro meses fijó el juzgado de Garantías de Puerto Natales para el cierre de la investigación que la Fiscalía lleva en contra de F.A.S.O., ex director y jefe de finanzas de la Corporación Cultural, de Turismo y Patrimonio de Puerto Natales. El individuo habría falsificado sus títulos universitarios y habría defraudado más de 48 millones de pesos.

Dos delitos imputó el fiscal regional, Eugenio Campos, en contra del ex directivo, hombre confianza del ex alcalde Fernando Paredes, uno por malversación reiterada de caudales públicos, y otro por uso malicioso de documento público falsificado en concurso con el ejercicio ilegal de la profesión. Esto último, debido a que las indagaciones realizadas por la PDI, concluyeron que los dos títulos universitarios de Ingeniería que supuestamente tenía el sujeto, eran falsificados, no siendo nunca alumno de la Universidad Austral, ni habiendo terminado la carrera que inició en la Universidad del Maule.

A colación salió la causa que se sigue en contra de este mismo individuo en Puente Alto, comuna en la que fue detenido por estar ejerciendo ilegalmente la profesión de médico dermatólogo en una consulta privada.

De acuerdo al detalle expuesto durante la audiencia, F.A.S.O., habría utilizado dineros de la Corporación de manera indiscriminada, transfiriendo platas a su cuenta en diversas oportunidades, logrando un total de 17,9 millones de pesos; habría realizado compras comerciales y de Internet por más de 19 millones de pesos, y girado cheques por más de 10 millones de pesos.

SI bien su defensa planteó una serie de teorías que aludían a que en realidad todos los cargos que se imputan obedecerían más bien a un manto de dudas tendido sobre su representado para ocultar irregularidades en la administración municipal anterior, y que en realidad su representado no hizo uso malintencionado de títulos falsos, ya que el cargo en el que se desempeñó no requería esos grados. Lo cierto es que poco pudo justificarse, ya que no se presentaros documentos o recibos que respaldaran las supuestas adquisiciones que se realizaron con las transacciones imputadas, las que -asegura el imputado- fueron con propósitos acordes a su cargo.

En definitiva, y de manera categórica, el fiscal Campos solicitó la prisión preventiva al considerar que la libertad del imputado es un peligro para la seguridad de la sociedad, añadiendo que “se burló de la confianza de la comunidad (…) utilizando recursos que pudieron ir dirigidos a programas para los más necesitados”.

La medida fue acogida por el juez de Natales, quien emitió una orden de detención en contra de F.A.S.O., quien había comparecido por videoconferencia desde el despacho de su abogado.

Print Friendly, PDF & Email