Cámaras de vigilancia captaron como el ladrón, alumbrando con su teléfono, se paseó por todo el recinto.

Volvieron a robar en escuela a que habían desvalijado hacía dos semanas

Con descaro se paseó por las instalaciones un solitario ladrón que, la madrugada de este martes (5 de julio), ingresó a robar a una escuela de lenguaje de calle Hornillas. El mismo establecimiento había sido víctima hacía pocos días de un hecho similar, y la policía investiga si estaría relacionado el mismo delincuente en ambos hechos.

La última semana de junio, un robo afectó a la comunidad de la escuela de lenguaje Pasitos, oportunidad en que antisociales escaparon con televisores, computadores, material de estudio y pertenencias de las educadoras, especies que fueron avaluadas en cerca de 4 millones de pesos.

Pese a lo ocurrido las “tías” continuaron sus labores comprometidas con sus niños, pero antes de poder recuperarse de ese golpe anímico, fueron nuevamente blanco de un solitario desalmado.

En esta oportunidad, se difundieron imágenes de las cámaras de vigilancia, dando cuenta de cómo, con descaro, el infame se paseó por el recinto buscando lo poco y nada que había quedado del robo anterior, escapando ahora con el equipo de música que les había quedado, lo único de más valor que se había salvado de la primera oportunidad.

El hecho quedó al descubierto esta mañana, cuando llegaron a primera hora, evidenciando el actuar del ladrón, quien habría ingresado tras destrozar una ventana, intentando sustraer un televisor, y al no poder, se alejó con el equipo de audio.

Personal policía de la PDI acudió para acoger la denuncia y adoptar las primeras diligencias de este segundo hecho, que -de acuerdo a lo señalado desde el establecimiento- no afectará la continuidad de las actividades hasta que los niños salgan de vacaciones.

Print Friendly, PDF & Email