Connect with us

Apuntes

Se cierra por segunda vez un casino clandestino en Chile

Published

on

Un casino clandestino con casi 70 máquinas tragamonedas ha vuelto a ser clausurado en Chile. Es la segunda vez que las autoridades clausuran el establecimiento, pero el propietario no parece dispuesto a rendirse.

Hace unas semanas, la policía cerró el casino y lo precintó, pero el propietario rompió los precintos y volvió a abrir las puertas al público. Las autoridades no se quedaron dormidas y volvieron a cerrar el establecimiento, esta vez al parecer con más fuerza.

El establecimiento de juego clandestino se ha convertido en un quebradero de cabeza para las autoridades, que han intentado cerrarlo sin éxito en varias ocasiones. El propietario ya había sido detenido anteriormente, pero siempre encontraba la forma de burlar la ley y seguir operando.

Los casinos físicos siguen siendo populares, aunque el juego virtual se desarrolla cada año y atrae a millones de jugadores. A pesar de que es muy fácil encontrar casinos con dinero real y jugar desde casa, algunas personas siguen prefiriendo visitar los establecimientos de juego tradicionales. Y eso es lo que hace que el negocio de abrir casinos ilegales sea tan próspero.

Las autoridades chilenas vuelven a cerrar un casino clandestino con casi 70 máquinas tragaperras

Hace unas semanas, la policía y las autoridades municipales llevaron a cabo una importante operación en la calle Roca, en el centro de Punta Arenas (Chile). Descubrieron un casino clandestino activo que había llamado la atención de los residentes locales.

Ese mismo día, el propietario del establecimiento fue detenido, pero posteriormente quedó en libertad a la espera de una citación judicial. El establecimiento de juego se cerró, pero al día siguiente volvió a ser noticia por un incidente insólito: un ciudadano chino se encontró encerrado dentro durante la hora de cierre. Por ello, los agentes de policía tuvieron que retirar los precintos y rescatar al «cautivo» involuntario.

Sin embargo, la historia no acabó ahí. Representantes de la policía, la aduana y el ayuntamiento volvieron al local, donde comprobaron que las persianas estaban cerradas y la puerta abierta.

Funcionarios municipales permitieron a los medios de comunicación entrar para comprobar las dimensiones del casino clandestino. En su interior funcionaban al menos 70 máquinas tragaperras, un número comparable al de un establecimiento de juego legal tradicional.

El local fue cerrado de nuevo, a pesar de que los propietarios ya habían roto los precintos instalados la primera vez. Las fuerzas del orden fijaron los nuevos precintos y establecieron una vigilancia más estrecha para impedir la reapertura del establecimiento de juego clandestino.

La información sobre el casino clandestino ha sido entregada a la Fiscalía local de Punta Arenas, que continúa investigando el caso.

El incidente subraya una vez más la determinación de las autoridades en la lucha contra el juego ilegal en Chile. De hecho, los casinos clandestinos suelen estar vinculados a otras actividades delictivas, como el blanqueo de capitales o el tráfico de sustancias ilegales.

Recordemos que anteriormente se cerró un casino clandestino en la comuna de Pedro Aguirre Cerda. Lo que hace interesante este caso es que el negocio ilegal fue creado por un ciudadano chino.

Advertisement

Copyright © Material periodístico propiedad de El Magallánico 2017 - 2023 Template 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.