Connect with us

Apuntes

Manos Emprendedoras: Agricultura orgánica en Tierra del Fuego

Published

on

Margot del Carmen Ruiz Ilnao tiene 60 años y ama la tierra. Desde muy pequeña aprendió a trabajar cultivando alimentos de la mano de su abuela, en Chiloé, y luego con su madre, con quien vino a vivir a Magallanes cuando tenía 9 años de edad.

“Vi a mi abuelita hacer eso y me gustó y yo siendo pequeñita le ayudaba. Yo llegué aquí casi con nueve años y continué aquí con mi mamá. (…) Mi mamá también era de Chiloé, entonces aquí había una parcela donde ella también hacía agricultura y yo siempre estuve relacionada con la tierra y la agricultura”, señala la emprendedora, quien de adulta quiso seguir este camino.

“Tenía la idea y las ganas, porque eso uno lo trae desde pequeñita, pero no había dinero. Entonces, gracias a Jehová, se presentó este proyecto Conadi y así obtuvimos esta tierra”, agregó, indicando que su parcela, ubicada en Porvenir, se llama ‘Dexa-ha’, que significa Gloria a Jehová.

Actualmente, gracias al apoyo de distintas instituciones de Gobierno, como la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), el Instituto Nacional de Desarrollo Agropecuario (Indap), el Fondo de Solidaridad e Inversión Social (Fosis), entre otros, donde ha sido beneficiaria de fondos concursables, ha podido continuar con este bello estilo de vida.

“Los seres humanos fuimos creados con esto que viene de adentro, que es sentir el contacto con la naturaleza, con la creación. Por eso las personas buscan irse al campo, a la orilla del mar, del río, de cualquier lugar donde les dé paz, tranquilidad, donde se sientan relajados. Eso es bonito, es de los humanos tener contacto con la tierra”, señala.

Margot ha logrado llevar adelante un estilo de vida y un negocio agrícola y hortícola sustentable, donde reutiliza los desechos como abono para el crecimiento de nuevos productos, evitando el uso de cualquier químico en el cultivo de sus alimentos.

“Todo lo que trabajamos es natural, no contaminamos, ni siquiera utilizamos fertilizantes químicos o pesticidas, o alguna cosa que traiga químicos, nada. Aquí todo es orgánico. Trabajamos con el abono de los animales, caballo, oveja, vacuno, algas del mar y pasto. Con eso hacemos el abono para la tierra. También sacamos todos los deshechos de la cocina, todo lo que es orgánico, y lo volvemos a incorporar a la tierra y todo el material vegetal se vuelve a incorporar para que sirva de abono”, indica.

Sus productos son comercializados a través de Redes Sociales, como Facebook y WhatsApp y también están disponibles en varios almacenes de Porvenir.

Advertisement

Copyright © Material periodístico propiedad de El Magallánico 2017 - 2023 Template 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.