Documentos dan cuenta que el año pasado Carabineros informó que homicida no cumplía arresto nocturno

Continúan apareciendo antecedentes que dan luz de que el crimen que le costó la vida al joven de 21 años, Roberto Verdugo Vargas, podría haberse evitado. A lo evidente, de que una persona que ya había sido condenado en el pasado por dos homicidios permanecía con libertad condicional, ahora se sabe que en otra de las tantas causas que mantiene pendiente con la justicia, no cumplía la medida cautelar de arresto domiciliario que se le había impuesto.

Indignante es conocer el informe de rebeldía que Carabineros envió al Juzgado de Garantía de Punta Arenas el 20 de septiembre, cuando la policía dio cuenta que los días 17 y 23 de mayo, 9 y 21 de junio, 12 y 27 de julio, 5, 16, 20, 23 y 31 de agosto, y el 6 de septiembre, no pudieron acreditar que estuviese cumpliendo el arresto nocturno domiciliario que se le había impuesto.

A lo anterior se suma un segundo oficio que informaba de similar situación en los días 20 y 23 de septiembre, y 3 de octubre, el sujeto no atendió a Carabineros en la visita de verificación de cumplimiento.

Cabe señalar que el arresto domiciliario nocturno se le impuso luego que fuera detenido el 16 de abril del año pasado, siendo imputado por daños, tras atacar con elementos contundentes contra una vivienda y vehículos en el pasaje Punta Stokes.

No suficiente con eso, el pasado 13 de diciembre, la Prefectura de Carabineros emitió un tercer informe de incumplimiento, ya que en visitas aleatorias los policías no pudieron acreditar el cumplimiento de la medida cautelar los días 3, 14, 24 y 26 de octubre, además del 1 de noviembre, conducta reiterativa de rebeldía que podría haber significado la sustitución de la medida cautelar por una de mayor intensidad, incluso hasta la prisión preventiva, más si se considera el prontuario del homicida.

En los oficios institucionales Carabineros “solicita a ese tribunal (Garantías de Punta Arenas) tener a bien, emitir un pronunciamiento al respecto”, sin embargo, no consta en los antecedentes públicos del poder judicial una revocación o intensificación de las medidas cautelares, ni una fecha para audiencia de revocación, sólo consta que el próximo 22 de marzo se desarrollaría el procedimiento simplificado, en el cual, de haber sido encontrado culpable, probablemente habría tenido que cumplir efectivamente la sanción de 300 días de prisión que estaba solicitando el Ministerio Público, si se considera el extenso historial delictual.

La pregunta que queda ahora es si de haber sido atendidos los oficios de Carabineros por los intervinientes ¿habría estado en libertad el autor de este crimen de Roberto Verdugo Vargas? Y si se estaba siguiendo otra causa en su contra, además de ser formalizado por la agresión a un conductor de una camioneta Portter ¿Por qué no le había sido revocada la libertad condicional?

Print Friendly, PDF & Email