Juez impuso prisión preventiva a conductor que escapó tras dejar gravemente herida a joven colombiana

La medida cautelar de prisión preventiva dispuso este miércoles (23 de noviembre) el Juzgado de Garantía de Punta Arenas en contra de B.A.S.I., de 20 años, joven conductor que el pasado domingo habría provocado el grave accidente de tránsito que dejó con riesgo vital a una joven de 22 años de nacionalidad colombiana.

Varias dudas que circulaban entorno a la grave colisión ocurrida la mañana del domingo en la intersección de las calles Chiloé y Balmaceda, en el centro de Punta Arenas, pudieron ir despejándose hoy con la audiencia judicial en la cual se le imputaron cargos a la persona que guiaba el vehículo Hyundai Accent que presuntamente provocó la desgracia.

Así al menos lo planteó el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson, quien imputó los cargos en contra del joven de 20 años que la tarde del martes se entregó a la policía.

De acuerdo a los antecedentes recopilados por la Sección Investigadora de Accidentes de Tránsito (Siat), poco antes de las 8 de la mañana del domingo, la joven víctima, L.M.S.M., de 22 años, abordó un automóvil que solicitó a través de una aplicación telefónica, dirigiéndose al que sería su primer día de trabajo en un nuevo empleo.

Sin embargo, a poco de llegar a su destino, el Ssanyong Korando en el que se transportaba fue impactado violentamente por el automóvil que guiaba el imputado, el que no se habría detenido ante la luz roja del semáforo existente en el cruce de calles referido.

Tal energía hubo involucrada en el hecho, que la joven habría sido eyectada por una ventana lateral de la parte posterior, impactando contra un muro de cemento de un local comercial, sufriendo múltiples y graves fracturas, la mayoría de ellas en su cabeza, heridas que hasta el día de hoy la mantienen en grave estado internada en la Unidad de Pacientes Críticos del Hospital Clínico.

Tras lo sucedido, el conductor ahora imputado, junto a su acompañante, escaparon en otro vehículo que llegó al lugar del choque, cobarde acción que quedó registrada en cámaras de vigilancia ubicadas en el sector, siendo entrevistado horas más tarde en el hospital, lugar al que llego pidiendo atención médica por las múltiples lesiones que sufrió en el rostro tras impactar contra el volante. Si bien no fue detenido en ese instante, su declaración dio pie para que, en menos de 24 horas, se emitiera una orden de detención en su contra.

Por todo lo anterior, el Ministerio Público le imputó autoría en los delitos de manejo en estado de ebriedad y bajo la influencia de sustancias sicotrópicas, sin haber obtenido licencia de conducir, sumado al hecho de darse a la fuga del lugar, sin ayudar a víctimas y no dar cuenta a la policía, lista de cargos y agravantes que llevaron al fiscal Dobson a pedir la medida cautelar de encierro al considerar su libertad como peligrosa, medida que, si bien fue objetada por la defensa, fue acogida por el juez de turno, ordenando el ingreso del imputado a la prisión por un plazo de 2 meses, mientras se desarrollé la investigación del hecho.

Print Friendly, PDF & Email