La Brigada de Homicidios lleva adelante la investigación de lo ocurrido.

Derechos Humanos se querelló por disparos contra conductor que intentó atropellar a carabineros

La madrugada del 28 de julio de 2019, en el sector de las canchas de básquetbol de avenida Costanera de Punta Arenas, se encontraba en su vehículo R.A.O.A., acompañado de tres amigos. Hasta él se acercó personal de Carabineros ordenándole a todos que bajaran del automóvil. En dicho contexto, el aludido intentó huir del lugar, resultando herido de bala, luego que los funcionarios abrieran fuego contra el vehículo, así comenzó a gestarse el proceso judicial por el cual el Instituto de Derechos Humanos interpuso esta semana una querella criminal contra quienes resulten responsables.

De acuerdo al texto presentado por el INDH ante el Juzgado de Garantía, los funcionarios policiales le habrían señalado a los acompañantes que se retiraran del lugar, quedando sólo con el conductor, a quien le solicitaron sus documentos y los del vehículo, instante en que él habría dado arranque e intentado huir.

“Es allí donde se desencadenan los hechos que concluyen con siete disparos efectuados por funcionarios de Carabineros al automóvil. De acuerdo al Informe Pericial Balístico elaborado por el Laboratorio de Criminalística de la Policía de Investigaciones concluye que, examinadas las siete vainillas recogidas del sitio del suceso, seis de ellas fueron disparadas desde la zona delantera hacia el interior del vehículo y una desde el costado izquierdo hacia el interior del vehículo, a la altura de la puerta del conductor. Los disparos fueron percutidos por dos pistolas”, detalla la querella del organismo.

De dichas balas, dos alcanzaron el cuerpo del conductor, quien sufrió heridas graves, una en su mano y otra en la zona abdominal provocando daño hepático, lesiones que lo mantuvieron más de dos meses internados en el recinto de salud.

A juicio del Instituto, lo anterior sería constitutivo del delito denominado utilización de la fuerza desmedida, dado que el reglamento institucional de las policías que regula el uso de armas de fuego es acotado, y “solo debe aplicarse cuando sea estrictamente necesaria y en la medida requerida para el desempeño de las funciones policiales”.

Cabe recordar que en su momento, Carabineros informó que, a raíz del actuar de R.A.O.A., dos funcionarios policiales fueron impactados por su vehículo, además de provocar daños en una de las patrullas que participaba del procedimiento, razón por la cual se le atribuyó responsabilidad en un delito de homicidio frustrado, causa que si bien está judicializada aún no es formalmente imputada al conductor.

Print Friendly, PDF & Email