El joven colombiano habría sido erróneamente implicado en lo sucedido. Sería liberado en los próximos instantes.

Revocan prisión preventiva de joven colombiano imputado por homicidio en local nocturno

Hace instantes se conoció la decisión emanada por el Juzgado de Garantía de Punta Arenas de revocar la medida cautelar de prisión preventiva que, el pasado 27 de diciembre, se dictó en contra de B.A.A.S., joven de nacionalidad colombiana que fue detenido como supuesto autor del homicidio de un soldado profesional del Ejercito, que fue apuñalado al interior de un local nocturno.

La defensa del imputado, a cargo del defensor penal, Pablo Santander, basaba su teoría del caso en dos pilares: El primero de ellos que aludía a que su representado no había ni siquiera estado presente en el “night club” de calle Errázuriz en que ocurrió el crimen, ya que a la misma hora habría estado en una discoteca y luego en un “after” del centro de Punta Arenas.

La segunda argumentación de la defensa esgrimida ante la Corte, aludía al reconocimiento irregular que se habría dado por parte de Carabineros para que la segunda víctima que resultó agredida en el mismo hecho, identificara al agresor. A juicio de la defensa, el que un funcionario le tomara una fotografía a su representado en la sala de espera del hospital, para mostrársela a la víctima y al guardia del local nocturno, vulneró derechos del imputado, además de pasar por alto los protocolos establecidos para dichas diligencias.

Y en efecto, tal como lo planteó Santander en la audiencia de formalización, y tras las diligencias ordenadas por el Ministerio Público a solicitud de la defensa, las cámaras de vigilancia de la discoteca aludida ubicaron a B.A.A.S. y a su amigo en dicho recinto de calle Pedro Montt a la misma hora que se cometía el homicidio en el club nocturno de calle Errázuriz.

Por lo anterior, el propio fiscal de la causa pidió audiencia judicial y se solicitó el alzamiento del encierro que pesó por cinco días sobre el imputado, quien en las próximas horas se reunirá con su familia y amigos que lo esperan en el acceso principal de la cárcel de Punta Arenas, en donde permaneció encerrado por 5 días, quedando ahora sin medidas cautelares.

Ahora, los antecedentes vuelven a foja cero las diligencias policiales realizadas el día del crimen, ya que a la luz de la nueva información, no se tiene sospechoso por el asesinato del soldado de tropa Matías Muñoz Maturana.

Print Friendly, PDF & Email