Desde hace 20 años que no se registraba un número tan alto de votantes en Magallanes

En 1999, cuando Chile debía elegir presidente entre Joaquín Lavín y Ricardo Lagos, fue la última vez que más de 70 mil habitantes de Magallanes salía a los locales de votación para participar de un proceso eleccionario. 12 elecciones tuvieron que pasar para motivar al electorado a emitir sufragio, ya que ayer (21 de noviembre) votaron 70.029 personas.

En nuestra región de Magallanes y Antártica Chilena el padrón electoral de habilitados para emitir sufragio es de 158.482 personas, lo que significa que en las elecciones de este domingo votó sólo un 44,19% del total de votantes, pese a lo cual se evidenció la concurrencia mayor de participantes en diversos locales de votación.

Haciendo un recorrido por la historia en las elecciones en Magallanes, en las municipales de 2000 participaron 65.536 personas, en las parlamentarias de 2001 fueron 62.458, en 2004 para alcaldes y concejales fueron 62.028 votantes, en las presidenciales y parlamentarias de 2005 concurrieron 65.729 habitantes a sufragar.

En 2008 las elecciones municipales movilizaron a 64.262 personas en nuestro territorio regional, las presidenciales y parlamentarias de 2009 a 69.188 votantes y en 2012 se marcó una fuerte baja en la participación, con 48.212 sufragios en las elecciones de alcaldes y concejales.

En 2013 por primera vez se elegían consejeros regionales, junto a parlamentarios y Presidente, atrayendo a 62.619 votantes en Magallanes, sin embargo tres años después, en 2016 se registraría la más baja convocatoria en las elecciones municipales, con 47.478 personas en toda la región.

En las votaciones de 2017 participaron 61.021 personas, en el plebiscito del “apruebo o rechazo” una nueva constitución hubo 65.996 votantes, 59.223 para la elección de los integrantes de la Asamblea Constituyente, y este fin de semana 70.029 electores.

Es decir, que de participar menos de la mitad de las personas que no votaron ayer, podría definir ciertamente un resultado electoral en la segunda vuelta, al menos desde la perspectiva y estadísticas regionales.

Print Friendly, PDF & Email