Trabajadores de Salud se manifestaron frente al edificio bioclimático en contra de los despidos masivos

A través de una declaración pública, la Asociación de Funcionarios de la Autoridad Sanitaria (Afas), se refirieron hoy (7 de octubre) a los despidos masivos de trabajadores contratados para el apoyo de las labores surgidas durante la pandemia. El comunicado señala:

“Es de conocimiento público que gracias al buen manejo que se ha realizado especialmente en Magallanes de la pandemia, a través de distintas estrategias como la implementación de  residencias sanitarias, Testeo, Trazabilidad y Aislamiento (TTA), cuadrillas sanitarias, cobertura de vacunación a la población de riesgo y fiscalizaciones de medidas sanitarias, cuarentenas y el trabajo de Redes asistenciales ha permitido encontrarnos en una situación epidemiológica con un mínimo de casos y de ocupación hospitalaria producto del Covid-19, y somos ejemplo a nivel nacional.

Sin embargo, la pandemia también ha traído consigo más funciones, más protocolos y con esto más trabajo y dejó en evidencia las falencias dentro de la institución, estructurales, pero principalmente de funciones a cubrir que hoy parece impensable no contar con esos cargos, para poder realizar las funciones para los que fuimos mandatados y otras que se han agregado.

Como Asociación de funcionarios de la Autoridad Sanitaria (AFAS Magallanes) manifestamos el rechazo de la determinación del Ministerio de Salud, de solicitar la desvinculación total de funcionarios contratados bajo la modalidad de Código del Trabajo, debido a una reducción presupuestaria; lo que no da la seguridad de poder mantener las estrategias que aún se encuentran vigentes con la alerta sanitaria. La baja de casos, no es producto de un virus más buena persona, si no del trabajo arduo de todos los funcionarios contrata, planta y CDT, que vinieron a apoyar y desarrollar estas funciones. Todos sabíamos que muchos de estos trabajos eran temporales durante la pandemia y muchos CDT ya nos han dejado, pero necesitamos una dotación mínima para poder cumplir todas las nuevas y más tareas encomendadas. En el caso de nuestra Seremi en Magallanes, ésta se ha hecho cargo de todas las estrategias desde el comienzo de la pandemia, trabajando muchas horas extras, sin descanso y de forma presencial en la mayoría de los casos.  A contar del 6 de noviembre no habrá capacidad instalada para mantener las estrategias, poniendo en serio riesgo a la región, tomando en cuenta la próxima apertura de fronteras y la fase 5 avanzada.

No podemos retroceder, no basta sólo con aplausos, necesitamos poder asegurar la continuidad de funciones fundamentales que siempre han sido necesarias, pero hoy más que nunca con la pandemia quedan de manifiesto”.

Hasta la fecha se han notificado casi 200 desvinculaciones por recorte presupuestario, situación que obligó al seremi (s) de Salud, Eduardo Castillo a trasladarse a Santiago para intentar buscar solución al problema.

Print Friendly, PDF & Email