A la cárcel envían a degenerado que intentó violar a tres adultas mayores

Estremecedores detalles sobre el actuar del agresor sexual detenido ayer se conocieron este domingo (31 de octubre) en la audiencia de formalización de cargos en contra del sujeto que atacó a tres mujeres, todas adultas mayores, en la población Williams de Punta Arenas y sus alrededores.

Delitos por violación de morada, abuso sexual y violación frustrada, imputó el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson, en contra de J.M.A.R., de 55 años, sujeto al que se le vincula a tres delitos.

El primero de los ataques habría sucedido el pasado 24 de octubre, afectando a una vecina de 92 años en población Williams, lugar en que puso en práctica el modus operandi que repetiría posteriormente. Llamó a la puerta de la víctima, le pidió un vaso de agua, y cuando la mujer pretendía atenderle, forzó el ingreso a la casa, intentando consumar la agresión sexual.

En esa oportunidad la víctima logró zafarse, escapando el sujeto, siendo denunciado el hecho a la policía y alertado a los vecinos del barrio, para tomar los resguardos necesarios, circunstancia que sería clave para su detención días posteriores.

El segundo y tercer ataque, que por ahora se tenga conocimiento, ocurrieron ayer, afectando el primero de ellos a una mujer de 91 años, quien fue atacada por el imputado de la misma manera que en el caso anterior, aunque la intervención de un tercero que, alertado por lo que había sucedido días anteriores, pudo intervenir salvando a la mujer, alejándose el imputado, sin saber que era seguido y observado cuando intentó agredir a una tercera mujer, de 79 años, en la población Cecil Rasmussen, lugar al que llegó Carabineros, alertados por la testigo, capturando al agresor cuando estaba sobre el cuerpo de la víctima.

A los dos casos ocurridos este sábado, en el lugar de la detención, se le sumó lo sucedido el 24 de octubre, ya que familiares de la primera víctima llegaron para reconocer al mismo involucrado, quien además fue grabado por cámaras de vigilancia de un local cercano al primer inmueble.

La Brigada de Delitos Sexuales de la PDI reunió tal cúmulo de evidencia que el juez Cristian Armijo dio por acreditada la participación del sujeto, y la defensa del mismo pudo apenas apelar a la petición de prisión preventiva hecha por la Fiscalía, razón por la que fue enviado a la cárcel encerrado mientras dure la investigación, para lo cual se fijó un plazo de 3 meses.

Cabe señalar que J.M.A.R. se trata de un individuo en situación de calle que pernoctaba en un sitio eriazo a un costado de Sodimac, en la avenida Eduardo Frei, y ya estaba siendo investigado por agredir a una mujer al interior de un kiosco, la que resultó con lesiones graves.

Print Friendly, PDF & Email