Detienen a 4 personas por sustracción de documentos y equipos desde el Conservador de Bienes Raíces

Detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos (Bridec) de la Policía de Investigaciones de Punta Arenas, detuvieron este miércoles (1 de septiembre) a cuatro personas por el delito de receptación, y de paso, incautaron especies avaluadas en cerca de dos millones de pesos, equipos computacionales y documentación que fue denunciada como extraída de las dependencias del Conservador de Bienes Raíces, según ifnromó la policía civil a través de un comunicado de prensa.

El procedimiento se efectuó a raíz de una denuncia realizada por el actual Conservador de Bienes Raíces y Archivo Judicial de Punta Arenas, en la que se daba cuenta de la sustracción de documentación y diversos equipos desde esa entidad, situación que fue informada al Ministerio Público.

Al respecto, el comisario Marco Muñoz, jefe subrogante de la Bridec, señaló que “se realizaron diversas diligencias dando como resultado la detención de cuatro sujetos, dos hombres y dos mujeres, quienes en sus domicilios mantenían las especies materia de denuncia”.

Los detectives incautaron desde las viviendas de los imputados equipos computacionales, impresoras y un scanner, todo avaluado en aproximadamente dos millones de pesos. Además, fueron recuperados archivadores que contienen documentación del Conservador de Bienes Raíces.

Los antecedentes fueron puestos en conocimiento del Ministerio Público, y los imputados quedaron en libertad, apercibidos en conformidad al Artículo 26 del Código Procesal Penal, en espera de citación por parte de la Fiscalía.

Últimas noticias del Conservador

Cabe recordar que el pasado 18 de agosto se tramitó el decreto que nombró al notario Igor Trincado Urra como nuevo conservador, cargo que había quedado vacante tras la renuncia de la anterior encargada, Pilar Gómez Travel.

En tanto, hoy (2 de septiembre) el periódico La Prensa Austral divulgó el reclamo que un grupo de funcionarios de dicho estamento hacían público, aduciendo despidos “irregulares”, decisión administrativa que -según dijeron al medio de comunicación aludido- habría sido por “necesidad de la empresa”.

Una bullada restructuración pareciera estar sacudiendo al organismo, de la mano del plan que manifestó Igor Urra a la presidenta de la Corte de Apelaciones de Punta Arenas, con quien se reunió hace unos días, oportunidad en que se comprometió a agilizar y modernizar el servicio.

Print Friendly, PDF & Email