Chulengos, invernaderos o facturas: Productos hechos por internos de la cárcel al alcance de la comunidad

De buena calidad, a precios accesibles y ayudando a la reinserción de personas privadas de libertad, el Centro de Educación y Trabajo (CET) semiabierto invita a conocer sus productos estrella para esta temporada, todos con un fuerte componente de identidad patagónica.

Por ejemplo, están lo chulengos y minichulengos; parrillas metálicas típicas de la zona, especiales para asar, independiente de la condición climática imperante.

También se han fabricado rockets, Ideales para el campo y las parcelas; dispositivos que por su forma y con una cantidad reducida de leña pueden generar un fuerte “tiraje” que incrementa el poder calórico de la llama usada para cocinar en ollas o planchas colocadas en la parte superior de estas estructuras metálicas de unos 80 centímetros de altura.

Tanto los chulengos como rockets son fabricados en el taller de estructuras metálicas del CET semiabierto, unidad penal ubicada al interior del Complejo Penitenciario (CP) de Punta Arenas.

Los valores de estas manufacturas van desde los $ 25.000 hasta los $ 65.000, y son construidas por internos seleccionados por sus méritos y que pueden formar parte de esta unidad especial penitenciaria que se enfoca en afianzar las habilidades que les permitirán reintegrarse como un aporte a la sociedad una vez finalizadas sus condenas.

En ese sentido, el interno Héctor Ulloa explicó: “Nosotros (los internos del CET) estamos cada día adquiriendo nuevos conocimientos para poder progresar en la vida laboral. Nos estamos capacitando para poder tener una reinserción social y ser un aporte”.

Otro producto novedoso que se construye en el CET y que concita mucha atención, es el domo invernadero, estructura con forma geodésica, especial para proyectos de siembra y cultivo puesto que maximiza el uso de la luz y la resistencia al viento necesaria para construcciones de este tipo.

El domo es construido e instalado en siete días por personal del CET según las características que solicite el cliente, y están cubiertos por polietileno sobre una estructura de madera de pino, con un valor desde los $ 450.000 (IVA incluido).

Por su parte, en el moderno taller de panadería y pastelería del CET, ya se están produciendo deliciosas facturas que pueden ser encargadas para consumo familiar, o bien para que ser ofrecidas por almacenes y negocios.

“Todo lo hecho en nuestros talleres de panadería, estructuras metálicas y maderas se realiza con altos estándares y brindando la garantía de calidad”, explicó el jefe del CET, capitán Ángelo Flores Vásquez, quien agregó que “nos enfocamos en entregar soluciones a la comunidad de Punta Arenas, y a su vez ellos, con la compra de nuestros productos, generan reinserción social”.

Finalmente, el capitán de Gendarmería hizo un llamado a acercarse al CET semiabierto, unidad ubicada en Avda. Circunvalación 2080, o bien escribir un correo a maria.unquen@gendarmeria.cl, llamar al +56612202647, en caso de interés por alguno de estos productos.

Print Friendly, PDF & Email