Sujeto viajó desde Puerto Montt a Punta Arenas para atacar y violar a su ex pareja

Una trágica historia de abuso y violencia intrafamiliar se conoció hoy (14 de junio) luego que la PDI pusiera a disposición de la justicia a un individuo de 58 años, oriundo de Puerto Montt, que fue detenido en Punta Arenas tras ser denunciado como el autor de violación en contra de su ex pareja, mujer que viajó a nuestra zona escapando de las agresiones del imputado. La víctima afirmó que el sujeto la golpeó y apuñaló para luego violarla.

De acuerdo a lo expuesto por la fiscal Wendoline Acuña, el imputado, H.O.A.A., viajó el pasado 7 de junio a nuestra zona, tras enterarse que su ex pareja había viajado a Punta Arenas para retomar una relación amorosa del pasado.

Dicho traslado, la mujer lo habría realizado a fin de alejarse de su agresor, un peligroso individuo que, además de tener antecedentes anteriores por violencia intrafamiliar contra otra mujer, mantiene condenas por robo con violencia y con intimidación.

Se detalló que H.O.A.A. incluso habría interpuesto una denuncia por presunta desgracia para poder dar con el paradero de la mujer.

Fue así que el pasado sábado se habrían reunido víctima y victimario en un domicilio de la población El Pingüino, lugar en que, tras compartir, él habría procedido a golpearla en diferentes partes del cuerpo, llegando incluso a propinarle una herida cortopunzante en una de sus piernas, para luego forzarla a tener relaciones sexuales, provocando lesiones que fueron acreditadas con el examen médico que se le practicó a la afectada, tras hacer la denuncia.

Pese a lo anterior, tras ser requerido por detectives de la Brigada de Delitos Sexuales de la PDI, el imputado habría manifestado que: “Todo lo que se está diciendo aquí es mentira”.

Pese a eso, y la oposición de la defensa, el magistrado Franco Reyes fue tajante, sentenciando que los antecedentes en este punto dan veracidad a la denuncia de la víctima, por lo que consideró que la libertad de H.O.A.A. es un peligro para la afectada, para la seguridad de la sociedad, y que además, existe un evidente peligro de fuga, por lo que ordenó la prisión preventiva del individuo, fijando un plazo de 4 meses para que la Fiscalía reúna los antecedentes necesarios para sustentar los cargo formulados contra el puertomontino.

Print Friendly, PDF & Email