En Alto Hospicio detienen a sujeto vinculado a estafas telefónicas cometidas en Magallanes

Seis delitos por estafas telefónicas le fueron imputado hoy (13 de mayo) a de O.V.V.B., de 54 años, individuo que fue detenido en las últimas horas en Alto Hospicio, mientras era atendido en un centro de tratamiento para el control de adicciones. Su nombre aparece vinculado a una decena de estafas cometidas telefónicamente en diferentes localidades del país, entre esas, Natales y Punta Arenas.

De acuerdo a los antecedentes expuestos por la Fiscalía, el imputado en complicidad a otro sujeto, entre febrero y mayo de 2020 embaucó telefónicamente a 5 personas a través de falsos avisos de venta publicados en la página Yapo. En cuatro de los casos, ofreciendo contenedores a la venta, y en una oportunidad, con la falsa venta de fardos de pasto.

El “modus operandi” consistía en ofrecer atractivos valores en los productos, de los cuales, lo único que debían pagar los interesados por adelantado era el traslado de las especies, ya que estaban en Natales o Mulchén, y una vez recibidos, podrían transferir el restante del precio a los vendedores.

Obviamente, nunca existieron las especies ofrecidas, por lo que el delito se concretaba al recibir en la cuenta a nombre del imputado los dineros para los envíos, para posteriormente no responder las llamadas o requerimientos de los denunciantes.

De esta manera, sólo en Magallanes lograron estafar cerca de dos millones de pesos. En efecto, Tras su detención e imputación en Punta Arenas por cinco delitos similares, debió también responder por un delito similar en Puerto Natales y otro en Curicó, existiendo además otros tres requerimientos pendientes desde otros juzgados del país, según se manifestó en audiencia.

A la luz del cúmulo de antecedentes y delitos reiterados, la fiscal Rina Blanco solicitó la prisión preventiva en contra del imputado, medida que fue acogida por el Juzgado de Punta Arenas, por lo que deberá ser trasladado a la cárcel de la localidad nortina para que quede bajo custodia penal mientras dure la investigación, para lo cual se fijó un plazo de 120 días.

Es propio consignar que, en julio del año pasado, el imputado habría realizado una denuncia por el robo de su tarjeta de débito en Linares, sin embargo, la fiscal cuestionó que, pese a dicha denuncia, siguieran cometerse ilícitos con la misma cuenta, a través de un teléfono vinculado al mismo denunciado.

Finalmente, argumentó por su parte la defensa que sería el segundo involucrado, sindicado como “Hugo” quien debería enfrentar a la justicia, ya que se habría valido de la dependencia de su representado a la pasta base para usurpar su identidad bancaria con el fin de cometer la seguidilla de estafas telefónicas en distintas partes del país.

Print Friendly, PDF & Email