Foto Archivo

Detectan red de tráfico al interior de la cárcel de Punta Arenas: Un funcionario fue detenido

La mañana de este domingo (30 de mayo) un operativo conjunto entre la PDI y Gendarmería terminó con la desarticulación de una red de tráfico que operaba en el interior de la cárcel de Punta Arenas, y que incluso, involucraría a un funcionario civil que cumplía labores al interior del recinto penitenciario.

El procedimiento se habría gestado en virtud de la investigación que lleva adelante la Fiscalía, el juez de garantía emitió una orden de detención, entrada y registro en contra de un funcionario que trabaja en la cárcel por la responsabilidad que le cabría en el tráfico de drogas al interior del penal.

Por un lado, el funcionario supuestamente involucrado fue detenido por la policía, mientras que al interior de dos módulos de la cárcel se efectúo un registro de allanamiento a dos internos condenados a quienes se les encontró en su poder los teléfonos celulares que serán usados como medio de prueba para demostrar esta red de tráfico de drogas.

En total, fueron aprehendidas 5 personas, dos mujeres y tres hombres, quienes, de acuerdo a los detalles del Ministerio Público, tendrían algún grado de participación en el ingreso de sustancias a la cárcel, además de otros artículos como teléfonos.

En este operativo conjunto trabajaron de manera organizada la Brigada Antinarcóticos Contra el Crimen Organizado (Brianco) de la PDI y la Oficina de Seguridad Interna (OSI) de la cárcel de Punta Arenas.

A esta hora se realiza la audiencia judicial en contra de las cinco personas que fueron detenidas afuera del complejo penitenciario, quienes deberán permanecer bajo custodia policial hasta mañana al mediodía, hora en que se fijó la audiencia judicial para formalizar la investigación.

La causa, que se inició a mediados de enero, se ha mantenido bajo estricta reserva, es más, se prohibió a los medios de comunicación dar a conocer la identidad de los involucrados, especialmente por el funcionario civil implicado, en resguardo de su integridad física, según planteó su defensor.

Print Friendly, PDF & Email