Fiscalía pide 15 años de cárcel contra victima de violencia intrafamiliar que mató a su ex pareja

Una larga lista de hechos de violencia tuvo que enfrentar M.A.V.V. antes que sucediera el fatídico hecho por el cual ella ahora deberá enfrentar un juicio por el delito de parricidio, luego de ultimar a su ex pareja en el patio de una vivienda de Agua Fresca.

El pasado 4 de febrero llegó hasta el Tribunal Oral en lo Penal de Punta Arenas el documento en que se da curso a la organización del juicio oral que deberá enfrentar en las próximas semanas la mujer confesa e imputada del homicidio del pescador René Pérez Carrillo.

Cabe recordar que este hecho de sangre ocurrió el 20 de febrero del pasado, alrededor de las 20:30 horas, cuando el occiso se encontraba en su domicilio, en una parcela del kilómetro 35 de la ruta 9 sur de esta, acompañado de su ex cónyuge, la mujer que minutos más tarde acometería en su contra.

De acuerdo a la acusación de la Fiscalía, ambos se habían divorciado en diciembre de 2019, pese a lo cual compartían ese día la ingesta alcohólica, ambiente propicio para que se iniciara una discusión que concluyó cuando la imputada tomó un cuchillo carnicero con el que hirió en reiteradas oportunidades a su ex pareja, acertando una estocada mortal en el pecho, que fue la lesión, que, entre todas, provocó el deceso.

La mujer fue quien dio aviso de lo ocurrido, se entregó y declaró sobre el hecho, y si bien no se ha conocido aún el detalle del dialogo que inició la pelea, todo apuntaría a que tendría relación con los diversos apremios que ella sufrió a manos de quien aparece ahora como víctima.

En su momento M.A.V.V. fue enviada a prisión preventiva, pero a la luz de los antecedentes, dicha medida fue revocada por la Corte de Apelaciones, sustituyendo el encierro por la privación parcial en su domicilio. Sin embargo, el calvario de esta mujer está lejano de concluir, ya que lo sucedido repercutió gravemente en su salud mental, llegando incluso a estar internada en la Unidad de Psiquiatría del Hospital Clínico.

Pese a lo anterior, no se ha decretado judicialmente su inimputabilidad, por lo que deberá enfrentar a la justicia una vez que el Tribunal Oral fije la fecha de juicio, arriesgando una pena de 15 años, según la acusación hecha por el Ministerio Público.

Print Friendly, PDF & Email