Voluntarios reunieron 200 bicicletas para familias que no pudieran costearla esta Navidad

Reciclando Sueños fue el nombre de la iniciativa en la que un grupo de voluntarios, encabezados por Héctor Vargas que, en los últimos meses reunión y restauró 200 bicicletas que iban a ser desechadas, y que ahora llegaron a manos de familias de Punta Arenas que, en medio de la crisis económica y sanitaria, han visto mermados sus ingresos.

Durante dos meses y medio, los voluntarios fueron acopiando bicicletas que estaban en buenas condiciones, las que fueron reparadas, reacondicionadas o a veces, sólo limpiadas del polvo, pensando en decenas de niños que podrían gracias a esto recibir un regalo tan especial, sin sospechar quizás el resultado positivo que tendría tanto esfuerzo.

Este lunes, y en coordinación con agrupaciones de ayuda social, pudieron materializar la entrega en la Costanera del Estrecho, lugar al que concurrieron familias agradecidas y los protagonistas, niños que llegaron caminando y pudieron volver a sus casas pedaleando, todos ellos con enormes sonrisas que emocionaron a los presentes.

Vargas agradeció la ayuda de todos los que participaron en la campaña y de toda la comunidad que se sumó a la acción solidaria.

Print Friendly, PDF & Email