Serie documental rememora la primera circunnavegación por el Estrecho de Magallanes

En 1519 Fernando de Magallanes zarpó desde España con cinco embarcaciones, iniciando una de las más travesías náuticas más importantes de la historia, que permitió comprobar empíricamente que la tierra era redonda y que el mundo era más grande del que se conocía hasta entonces.

En ese viaje, y después de un año de navegación, Magallanes descubrió el estrecho que hoy lleva su nombre y que bautizó inicialmente “de Todos los Santos”, por haberlo avistado el 1 de noviembre. Le tomó cerca de un mes recorrer estas aguas turbulentas y llenas de archipiélagos, hasta encontrar la desembocadura, que lo guío hasta un nuevo mar que llamó Pacífico.

Historiadores como Mateo Martinic sostienen que este hallazgo, permite señalar que “Chile nació en el Sur y fue bautizado en el Norte”, 16 años después por Diego de Almagro.

En el documental, Sebastián Domínguez, nos retrotrae en el tiempo, para internarnos por la ruta que realizó el navegante, los diferentes lugares que recorrió y las exploraciones y descubrimientos que hizo durante la travesía. Para ello se basó en los relatos de Antonio de Pigaffeta, el cronista que acompañó a la expedición y que describió con detalle todos los acontecimientos del viaje marcado por: naufragios, amotinamientos, traiciones, hambrunas, pero también descubrimientos de nuevas tierras, mares y pueblos, como “Los Patagones”.

 

Un nuevo mundo

“Este documental cuenta una historia extraordinaria. Me atrevería a decir incluso que la hazaña de mayor trascendencia, por las implicancias que tuvo para la humanidad y los cambios de paradigmas y cosmovisión del mundo. Hasta antes de este viaje se pensaba que un 30% del planeta era agua y 70% tierra. Después de este viaje la proporción se invirtió”, señala Domínguez.

Tras descubrir un punto de paso entre el océano Atlántico y el océano Pacífico, Magallanes abrió camino a un nuevo mundo, al que posteriormente siguieron otras expediciones.

En el documental se muestran sitios clave en España, Portugal, Brasil, Argentina y Chile, y se entrevista a historiadores e investigadores especialistas en Magallanes.

El realizador, además de navegar, se apoyó en drones y helicópteros para el registro desde el aire de los cerca de 600 kilómetros del Estrecho que une el Atlántico con el Pacífico.

Si bien Magallanes no terminó la expedición a las Islas Molucas o de las Especies que era el objetivo principal del viaje, murió en una batalla con la tribu de la Isla de Cebú, “sigue siendo una inspiración 500 años después”, afirma el realizador.

Al respecto, el periodista señala que “la Nasa considera a Magallanes un gran explorador y bautizó a una de sus misiones con su nombre, por ser un pionero en una época en la que los navegantes se lanzaban al vacío y enfrentaban la posibilidad de no retornar”.

Fue Sebastián Elcano, junto a cerca de 20 de los 238 hombres que formaban la tripulación, los que finalmente retornaron a España, después de tres años de navegación, llevando como bienes muy preciados: 27 toneladas de clavos de olor, cuyo valor era asimilable al del oro.

El documental forma parte de una serie de iniciativas de la Universidad San Sebastián para conmemorar este acontecimiento, que partió hace un año con la exhibición de la exposición “Magallanes. A 500 Años de la Epopeya (1520 – 2020)”.

Al respecto, Antonio Pujol, vicerrector de Vinculación con el Medio y Proyectos Institucionales USS, señala que “con este documental, la Universidad San Sebastián quiere hacer una contribución a la conmemoración de los 500 años del descubrimiento del Estrecho, por la importancia que tiene este hito para nuestro país y el mundo. Nuestra universidad, no sólo está abocada a la docencia, a la generación de conocimiento, sino también a aportar a la construcción de identidad y cultura local, favoreciendo el desarrollo integral de la sociedad”.

Print Friendly, PDF & Email