Día Internacional del Adulto Mayor: “Ellos nos necesitan, es hora de devolverles la mano”

“Aún es tiempo de salvar a nuestros mayores”, indicó con preocupación el médico geriatra, Ramón Lobos Vásquez, ante las altas cifras de contagio y deterioro que existen producto del Covid-19 y que han afectado en gran medida a las personas de este grupo etario.

“En este escenario en que estamos hoy, a fines del mes de septiembre, con tan altas tasas de contagio, todavía hay tiempo y oportunidad para que el resto de las personas cuiden a sus mayores. Va a empezar octubre, el mes de las personas mayores, y ellos tienen que estar en el foco de todas las políticas públicas, pero también del cuidado de la familia”, indicó el especialista.

Foto referencial

Lobos agregó que este cuidado debe estar basado en la distancia física sin dejar de estar presentes. “Eso significa, aún en casa, mantener la distancia física de los adultos mayores, ojalá no comer en los mismos horarios que comen ellos, para que no haya este intercambio de fluidos que ocurre al estar comiendo. También lavarse frecuentemente las manos y aquellos que van a salir de casa, que tengan todo el protocolo previo y con posterioridad a la salida y en la sanitización de todos los implementos, utensilios o alimentos que entran a la casa para el uso de ese adulto mayor”, explicó.

El médico señaló que, muchas veces por desconocimiento o excesiva confianza, se produce el contagio a los adultos mayores, que por lo general no están preparados para enfrentar la enfermedad. “Una forma muy importante que tienen todos aún de seguir ayudando a los adultos mayores es mantener este distanciamiento. Verlo a través de la ventana, conversar, y estar presentes, pero no entrar en contacto. Todos los adultos mayores que han fallecido o que han estado gravemente enfermos, ha sido porque otra persona llegó a su entorno y esa persona no tomó las precauciones. Entonces al día de hoy, a punto de empezar el mes del adulto mayor, tengamos esa consideración por los adultos mayores y preocupémonos de ellos. Ellos nos necesitan, es hora de devolverles la mano”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email