Foto: Gentileza de Paz Errázuriz

Partió una de las últimas mujeres Kawéskar de Magallanes

El pasado sábado 29 de agosto, la señora Ester Edén Wellington debió ser trasladada al Servicio de Urgencia del Hospital Clínico Magallanes, debido a una descompensación respiratoria, recinto médico en el que este sábado (5 de septiembre) falleció. Así partió una de las últimas mujeres Kaweskar de la región, patrimonio vivo cultural.

Mientras se conmemoraba el Día Internacional de las Mujeres Indígenas, trascendió la lamentable noticia, a la cual la Seremi de Desarrollo Social y Familia, Liz Casanueva, señaló que “lamentamos profundamente el fallecimiento de la señora Ester, una fiel representante de la comunidad Kawésqar de Puerto Edén, y quien defendió durante toda su vida la cultura de uno de los pueblos navegantes de la Patagonia. En este especial viaje para reencontrarse con sus ancestros le deseamos, de manera simbólica, una buena navegación. Mis sentimientos de pesar y consideración a toda su familia, seres queridos y comunidades indígenas”.

La vida en Puerto Edén

En la Isla Wellington, al sur del golfo de Penas, se encuentra Puerto Edén, localidad fundada oficialmente en 1969, pero que sus vestigios han revelado la ocupación del pueblo canoero y nómade kawésqar desde hace 6.000 años.

Ester María nació aquí, el 12 de septiembre 1934. Nunca asistió a un establecimiento educacional, sin embargo, su riqueza cultural es invaluable, debido a que en su juventud se dedicó a la recolección marina, agricultura, y a la realización de artesanía, como cestas en junquillo, las que vendía para mantener a su familia.

Se casó y tuvo 14 hijos, de los cuales hoy sólo vive María Felicia González Edén, quien también representa la calidez, esfuerzo y orgullo de la mujer indígena de nuestra región.

La comunidad kawésqar de Puerto Edén fue reconocida en el 2009 como Tesoro Humano Vivo, instancia oficial de reconocimiento que el Estado Chileno otorga a comunidades, grupos y personas que son distinguidos y destacados por sus pares, por los significativos aportes que han realizado a la salvaguardia y al cultivo de elementos, de acuerdo a lo establecido en la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco, suscrita por Chile en el año 2008.

Print Friendly, PDF & Email