Connect with us

Apuntes

Repudio absoluto por ataque sexual contra funcionaria de la salud en residencia sanitaria

Published

on

Una veintena de trabajadores de la Salud se reúnen a esta hora frente a la residencia sanitaria en la que, durante esta madrugada (30 de agosto), fue violentada sexualmente un técnico en enfermería de nivel superior. El motivo de la movilización es para manifestar el repudio sobre lo sucedido, exigir las medidas de seguridad necesarias para quienes cumplen funciones en estos espacios habilitados durante la pandemia, y finalmente, para requerir explicaciones de las autoridades.

A través de un comunicado de prensa, la Federación Nacional de Asociaciones de Funcionarios técnicos de los Servicios de Salud (Fentess), informaron a la opinión pública que: “Como representantes de los trabajadores Técnicos de los Establecimientos de Salud XII Región, condenamos enérgicamente los hechos ocurridos en el transcurso de la noche de ayer, al interior de una residencia sanitaria y que son de amplio conocimiento por nuestra comunidad.

“Esto no evidencia nada más, que el abandono por parte de las autoridades sanitarias correspondientes, dejando en las respectivas residencia el mínimo de personal asistencial para asistir a los usuarios del sistema, olvidando el principio de seguridad que se debe de entregar a los trabajadores para el desarrollo de sus labores.

“De la misma forma condenamos el actuar de los presuntos autores, como el de las autoridades responsables de los actos legales ante la denuncia formulada y en el cual el fiscal de turno da orden de mantener a los agresores en la misma residencia donde perpetraron sus actos, pero esta vez con resguardo policial, Señor Fiscal exigimos como asociación de Técnicos, el traslado bajo las medidas sanitarias contempladas en los protocolos de traslado de pacientes positivos, al lugar donde deben de quedar este tipo de personas, sin necesidad de exponer y arriesgar más a las trabajadoras de salud.

“Exigimos el traslado inmediato de los presuntos autores del delito al centro de cumplimiento penal de la ciudad de Punta Arenas, donde deberán tomar los resguardos necesarios para su cuidado en razón de su condición de salud.

“A su vez hacemos un enérgico llamado a los Técnicos de Enfermería a quedar en estado de alerta y atentos a próximas acciones, si las autoridades respectivas y competente no toman las decisiones eficientes para resguardar la integridad de la salud y seguridad de quienes se exponen no solo al contagio del Coronavirus, sino también al abandono de las autoridades y a este tipo de riesgos.

“De la misma forma esperamos que los ciudadanos y compañeros de labores sean enérgicos en condenar este tipo de atentado al personal de salud que se entrega y expone, por solo el hecho de desarrollar sus labores, si a los compañeros camioneros no se les reprime por defender sus derechos, esperamos el mismo actuar hacia nosotros ante las diferentes acciones que se efectuarán”, consigna la misiva.

Dos pacientes Covid detenidos por ataque sexual contra funcionaria de residencia sanitaria

“¿Otra vez no lo vieron venir?”

Por su parte, la coordinadora feminista de Punta Arenas, también emitió un pronunciamiento sobre lo sucedido: “El año pasado la comuna de Puerto Natales tuvo una de las tasas de violación más altas de Chile, superando con creces el promedio nacional. Las organizaciones feministas denunciamos desde el inicio de esta pandemia el recrudecimiento de la violencia contra las mujeres. Y mientras la ex seremi de Salud, Mariela Rojas renunciaba indeclinablemente, indignada porque no se reconoció su ‘excelente trabajo’, hoy tenemos que lamentar nuevamente que el Estado, creyendo que quizás ‘el virus se volvió bueno’, considere suficiente que una mujer esté a cargo de toda una residencia sanitaria, sin contar con mínimas medidas para su seguridad, en el marco del trabajo decente y el derecho a un espacio laboral seguro, que, de hecho, ellos mismos son los llamados a fiscalizar.

“Minimizar los hechos solo a los agresores, y utilizar la xenofobia, nacionalismo y racismo será la estrategia para intentar olvidar los verdaderos responsables: un Estado que nuevamente toma el rol de subsidiario, que bajo misteriosas licitaciones entrega su rol de garante de derechos a privados, que por supuesto, motivados por el lucro siempre privilegiarán la ganancia por sobre la seguridad de las mujeres. Tampoco sirve dejar la seguridad a policía ni militares, cuando sabemos que ellos mismos han protagonizado hechos de violencia sexual – en Natales, por ejemplo, dos ex Carabineros están libres, porque la Fiscalía local bajo la venia del fiscal regional Eugenio Campos, decidió no creer el relato de la víctima, y por lo tanto no perseverar en el procedimiento.

“Durante esta pandemia, además, se han conocido problemáticas ligadas a la falta de seguridad para las trabajadoras al interior de las residencias, como falta de infraestructura (áreas limpias y de uso personal), falta de insumos, falta de fiscalización en los requisitos de ingreso, sobrecarga laboral, -y más grave aún-, que muchas deben quedarse a cargo de reos, sin vigilancia de Gendarmería. Por todo esto, exigimos a la autoridad sanitaria que transparente la administración y coordinación de estos espacios, y que dé a conocer de qué manera se garantiza el cuidado a quienes cuidan, porque sus aplausos de las 9 de la noche no son suficientes para quienes han sido los protagonistas de protegernos en toda esta pandemia. Porque el Estado no nos protege.

“Históricamente son las mujeres quienes han debido dejar sus roles de cuidado en su familia, y sus comunidades, para entrar al mercado laboral, quien además por la división sexual del trabajo, deben retomar estas funciones de cuidado en un contexto precarizado, mal remunerado, y bajo constante acoso laboral y sexual. Trabajadoras de la salud que ya latamente han expresado su significativo grado de agotamiento, la falta de reemplazos, y muchas de ellas trabajando a pesar de que deben cumplir cuarentena. Entonces ¿nuevamente el Gobierno dirá que no lo vieron venir?

“Porque la violencia contra las mujeres, y especialmente, la cultura de la violación no descansa en Pandemia. Y frente al evidente abandono del Servicio de Salud Magallanes, exigimos no más violencia sexual. Si tocan a una respondemos todas”, concluye el comunicado.

Advertisement

Copyright © Material periodístico propiedad de El Magallánico 2017 - 2023 Template 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.