Connect with us

Emergencias

Habría novedades en el macabro crimen del desabollador en Punta Arenas

Published

on

Treinta meses y algunas semanas han transcurrido desde que fuera encontrado el cuerpo sin vida del desabollador Omar Díaz Barría, hombre víctima un cruel hecho de sangre en el que fue amarrado, apuñalado hasta la muerte y quemado su cuerpo. Dos años y medio han transcurrido desde que sus restos fueron encontrados en una colina de Villa Generosa ¿En qué está la investigación?

La fecha trágica de esta historia data del 10 de febrero de 2018, día en que fueron encontrados los restos del desabollador, quedando al descubierto uno de los homicidios más macabros que la historia de Punta Arenas recuerde, al menos de los que permanecen sin resolver.

En su momento, El Magallánico se interiorizó extraoficialmente en el caso, conociendo a través de diversas fuentes algunos pormenores de las diligencias que se realizaban para dar con los autores del asesinato.

Cabe destacar que, en un comienzo, las líneas investigativas del caso apuntaban a un hecho azaroso, que relacionaban el crimen a un desenlace desmedido en un asalto que terminó muy mal para la víctima y muy por fuera de los planes de los victimarios.

Sin embargo, no transcurrió mucho tiempo para que cambiaran las hipótesis, tomando el caso ribetes más sombríos, ya que todo apuntaría a que alguien cercano Díaz Barría estaría detrás del horrendo crimen, llegando a tomar fuerza la figura de un sicario como ejecutor del crimen, lo cual fue desestimado con el tiempo.

Informe de autopsia: Cuerpo de víctima fue quemado tras ser asesinado

Mucho se especuló sobre supuestos intereses económicos en el patrimonio del occiso, incluso se planteó la posibilidad de que fuera un homicidio de origen pasional, dado el ensañamiento volcado en el asesinato, y todo apuntaba a que se habría urdido un plan metódico ejecutado con fatídico éxito, y que incluso habría incluido la retención de la víctima durante días antes de darle muerte.

El ocultamiento de la evidencia no ha sido menor en este dramático hecho, con numerosos cabos sueltos se han encontrado los investigadores de la causa, y poco ha contribuido la rotación del personal de la Brigada de Homicidios de la PDI, ya que no ha permanecido a la cabeza del caso una sola persona en la policía, mientras que en la Fiscalía el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson es quien figura como persecutor del hecho.

Indiscutible relevancia podría tener el rastreo en las conexiones telefónicas que los autores del hecho pudieron haber tenido al momento de cometer el crimen o de maniatar a la víctima, ya que eso permitiría ubicarlos en un determinado sector, e ir descartando sospechosos.

Cabe recordar que la familia de la víctima poco ha querido relacionarse con la prensa debido a lo dramático del caso, cómo olvidar la desesperada búsqueda que hicieron por la ciudad y en las redes sociales luego que, supuestamente, abandonara su hogar para comprar cigarros. Cinco días duró esa incertidumbre hasta que fue encontrado su cuerpo.

Todos los esfuerzos de los investigadores parecen no haber dado frutos, por lo que el testimonio de un testigo o víctima podría ser determinante en el esclarecimiento del caso.

Durante las últimas horas, cobró fuerza la información extraoficial que hablaba sobre eventuales novedades en la causa, y trascendió que hasta la madrugada de este martes (25 de agosto), la Fiscalía y la PDI realizaban diligencias en torno al caso, las que, de arrojar resultados positivos, podrían ser dadas a conocer a la opinión pública este martes.

Advertisement

Copyright © Material periodístico propiedad de El Magallánico 2017 - 2023 Template 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.