Envían a la cárcel a sujeto imputado por incendio en la población Carlos Ibáñez

En prisión preventiva, con un plazo investigativo de 6 meses, quedó hoy (10 de agosto) J.F.V.P., hombre de 59 años, que está siendo sindicado como el autor del incendio que el pasado sábado destruyó una vivienda en el pasaje Alcalde Kusanovic, en la población Carlos Ibáñez del Campo.

Según manifestó el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson, al imputado le cabe “directa participación en el incendio de la vivienda”, motivo por el cual, sumado a un delito de amenazas que se le imputó el domingo, ahora se formalizó investigación por un delito de incendio, atribuyéndole autoría en el origen del fuego que destruyó la vivienda afectada.

De acuerdo a los antecedentes dados a conocer hoy en la audiencia judicial, el imputado se encontraba en el domicilio junto a su hermana, él la habría encerrado en un dormitorio y luego se habría dirigido a una bodega para prender fuego a la casa, logrando la víctima escapar por una ventana del cuarto.

Además del cargo de incendio, la Fiscalía le imputó un delito de porte de arma blanca, ya que anoche al ser detenido, portaba entre sus pertenencias tres cuchillos, según informó Carabineros al Ministerio Público.

La gravedad del delito, considerando las amenazas en contexto intrafamiliar que se le imputaron en una audiencia anterior, llevaron al fiscal Dobson a solicitar la prisión preventiva, al considerar la libertad del imputado como un peligro para la sociedad, en particular, para su hermana, víctima de los hechos.

Cabe señalar que tanto la defensa, como la propia víctima del delito, informaron que el imputado es un paciente siquiátrico, y todo esto se habría dado en medio de una crisis.

Se explican en ese contexto las expresiones que habría proferido el sujeto mientras se quemaba la casa, amenazando con asesinar y descuartizar a su familiar, e incluso, llegar a hacerse una película con el pelo de la víctima, dichos evidentemente fuera de todo sentido, que el individuo gritaba, según el testimonio de la mujer.

En definitiva, se fijó un plazo de seis meses, tiempo en que el imputado deberá permanecer tras las rejas.

Print Friendly, PDF & Email