Fotos de José Luis Cárdenas

Proponen construir ingreso alternativo en el sector norte de Punta Arenas

Esta mañana (3 de julio) diversos actores sociales y políticos se dieron cita a un costado del Humedal Tres Puentes de Punta Arenas para abordar el tema de la eventual construcción de una vía elevada en el ingreso norte de la ciudad, como solución al nudo vial de las avenidas Eduardo Frei y Carlos Ibáñez del Campo / Ruta 9.

Una vez más está en el foco de la polémica la eventual construcción de un paso nivel en el ingreso norte de la capital regional, proyecto que tiene un costo aproximado de 25 mil millones de pesos, el cual también ha sido duramente cuestionado por el impacto que podría provocar en el humedal y su fauna. Mucho se ha dicho de alternativas para dicha zona, tales como reductores de velocidad, semáforos, o incluso, una rotonda, iniciativas de mucho menor costo de implementación, de menor impacto con el entorno y de resultados similares.

Alejandro Kusanovic, presidente del Consejo Regional destacó que “desde el punto de vista de ingeniería, es una pésima solución construir algo de esta magnitud en un lugar que es pura arena no tiene ninguna racionalidad (…) además, hoy en día se puede circular por aquí a 50 kilómetros por hora porque es una zona urbana, por lo que la solución es gastarte el equivalente a la mitad de lo que costó el Hospital Clínico (50 mil millones de pesos), sólo en un cruce de calles, no tiene ninguna racionalidad”, señaló.

Añadió que hoy existen muchas necesidades de la comunidad, y que más adelante, frente a la situación que se está viviendo habrá muchas más, por lo que deberían destinarse esos dineros a proyectos que generen desarrollo para la región, entre ellas, la construcción de viviendas.

Por su parte, el conejal de la comuna, Germán Flores, también fue categórico en señalar que “la solución técnica para este cruce es una rotonda. Ahora, nadie se explica que hay detrás de esta famosa vía elevada”.

Entre los presentes estuvo Juan Francisco Miranda, ex secretario regional ministerial de Obras Públicas, quien explicó que el proyecto de la vía elevada nació bajo el prisma de un plano regulador distinto al que hoy existe en la comuna, en el que no se observaba la proyección de construcción de viviendas y villas entre la salida norte y Río Seco, por ejemplo. “En un tiempo, todo este tramo de la Ruta 9, va a venir siendo un equivalente a la avenida Bulnes”, indicó, aludiendo a la cantidad de cruces que existe en dicha arteria y en la ruta en el tramo antes descrito.

Kusanovic finalmente hizo un llamado a las autoridades en duros términos: “Yo creo que esta cuestión no puede seguir adelante, esta falta de cordura y de visión, esta tozudez da para pensar mal.

Propuesta alternativa

Sobre una posibilidad alternativa al cuestionado cruce y el proyecto de vía elevada, Juan Francisco Miranda explicó a los presentes que una alternativa sería la construcción, hacia el poniente de la Ruta 9, de un camino alternativo, que permita la circulación de transporte mayor y un segundo ingreso a la ciudad, por el sector del Barrio Industrial.

Print Friendly, PDF & Email