La popular Miriam necesita de la comunidad: Inician campaña para ayudarla a ella y a su pareja

A través de las redes sociales han aparecido varios llamados de conocidos y vecinos para ir en ayuda de la reconocida, y ya a esta altura icónica Miriam o “Milonga” como la llaman popularmente (aunque no le gusta mucho), personaje popular de Punta Arenas que, en medio del contexto sanitario y social, está enfrentando junto a su compañero un durísimo y frío invierno.

Muchos la hemos visto en las calles por años, siendo ya parte del entorno popular de la capital regional. Mujer que, en su propia forma de ver el mundo, enfrenta con carácter y con una altísima escala de valores el quehacer diario de la comunidad. No es extraño observarla recogiendo la basura que otros arrojan al piso para depositarla en un basurero de manera adecuada, o limpiando mesas en un restaurante sin que nadie se lo pida, a ella asé le nace.

Es bien conocida por gritar a viva voz lo que piensa, sacando aplausos y sonrisas en muchas de las manifestaciones sociales, ya que se atreve sin tapujos a decir lo que le parece bien o mal, para muchos una señal de desequilibrio, pero para la mayoría, una envidiable honestidad.

Un muy frío invierno

El próximo 3 de julio, Miriam del Carmen Soto Cid cumple 50 años. Ha llevado una vida dura, pero como ha querido. Ha recibido ayuda y reconocimiento estatal, pero como a ella le gusta, puertas afuera, ya que de su hogar y de su vida sigue al mando… es una mujer de carácter fuerte.

Bien lo sabe “Beto”, pareja de Miriam, Enrique Aparicio Miranda de 37 años, con quien comparte vida en un sitio a un costado de la villa Alfredo Lorca.

En dos modestísimas construcciones residen, calefaccionándose con una estufa artesanal que apenas aguanta, eso, cuando hay leña, pero cuando no, les toca arroparse con lo que tengan a mano y rezar para enfrentar las bajas temperaturas.

Una vivienda modesta, sin duda, pero muy acorde con la forma de ser de la querida “Milonga”, limpia y ordenada, y bien sabe “Beto” que debe mantenerse así para que la jefa del hogar no se enoje.

Pese al confort que la modesta casa pueda brindarles, es indudable que tienen carencias, les urge con prontitud una nueva estufa a leña, algo que les permita seguir calentando sus alimentos y abrigándolos del frío, por ende, siempre la leña es bien recibida.

Una nueva estufa a leña, o al menos una que esté en mejores condiciones, es lo que más necesitan Miriam y Beto.

Los alimentos son agradecidos por esta sencilla pareja, al igual que la ropa de abrigo, pero hoy por hoy, lo que necesitan es indudablemente el calor. Y ni ofenderlos con sugerirles que abandonen la vida que llevan, es su hogar y nada los moverá de ahí.

Iniciativas solidarias

Esta última semana las bajas temperaturas han golpeado duro a esta pareja, así lo han evidenciado vecinos y voluntarios que a menudo los visitan, la madera para la estufa se ha hecho escasa, y con ello, afloran los miedos de que enfermen.

De ahí que al menos dos iniciativas paralelas comenzaron a circular en Facebook, una de ellas Estefani Ojeda, quien se enteró por vecinas de Miriam de las necesidades que están enfrentando, ella está canalizando a través de su número telefónico +56935604567 el retiro de ayuda que será destinado para la pareja.

Lo propio está realizando Miguel Vargas Oyarzo, quien está reuniendo a través de la misma plataforma social leña para Miriam y Beto.

Y finalmente, para quienes deseen ayudarlos directamente, pueden ir directamente a su humilde vivienda, ubicada al costado izquierdo de calle Rómulo Correa, en la villa Alfredo Lorca, es la última casa antes del inicio de las praderas. El teléfono de “Beto” es el +56978909422.

Print Friendly, PDF & Email