Foto: Archivo Surpress

Interponen recurso de protección para detener tala de antiguos árboles de Plaza de Armas

El pasado miércoles (8 de julio) ingresó un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Punta Arenas, en el cual se solicita orden de no innovar, respecto de la tala de antiguos árboles de la Plaza de Armas Benjamín Muñoz Gamero. La petición concreta de la acción judicial es que una comisión interdisciplinaria realice un estudio exhaustivo de los árboles que se pretende eliminar, recomiende si ello se debe llevar a cabo, en qué forma o si hay otras soluciones posibles, acusando que sería una decisión tomada en forma arbitraria y unipersonal por el alcalde, en base a un informe incompleto.

El escrito, interpuesto por el abogado Oscar Gibbons, señala que la adjudicación del estudio diagnóstico por imágenes del estado de conservación de 60 árboles longevos de la ciudad de Punta Arenas benefició a la empresa Poda & Talas Chile Limitada, la cual contaría con una experiencia de tres años al momento de la licitación, tema que “resulta relevante, dado que en las bases de dicha licitación se confería un 20% para este criterio de evaluación”, se consigna en el recurso.

Detalla la presentación que, según los expertos nacionales e internacionales, determinar el estado de salud de un árbol solamente con imágenes de tomografía, no es posible. En cuanto a lo que se debe analizar, para evaluar correctamente el estado sanitario de cualquier árbol cita: “Sanidad del árbol, presencia de agentes patógenos que provoquen deterioro del arbolado; forma del árbol, la relación de la forma del fuste con respecto al grado de inserción en el suelo; daños físicos o mecánicos, cualquier acción del hombre en deterioro del árbol, clavos, alambres, cuerdas que se colocan en los árboles, por nombrar algunas variables más importantes” (Macarena Soledad Morales Pizarro “Evaluación del estado de conservación del arbolado urbano, en sector de la ciudad de Coyhaique con mayores demandas de intervención”).

Asimismo, el escrito afirma: “El ingeniero forestal local don Juan Ruíz, señaló que el informe era incorrecto, tanto en su metodología como en el análisis de los resultados de las tomografías, dado que generalmente estas no muestran un grave estado sanitario de los árboles que determina necesario eliminar, como lo señalan los informantes. Además, señaló que faltó un elemento de análisis muy particular de la zona, en cuanto a la posición de cada árbol respecto del viento dominante, porque esto es lo que realmente informa cual es el riesgo de pérdida de ganchos o de caída”.

En otro ámbito, el recurso señala que el alcalde Claudio Radonich en la Sesión Ordinaria del Concejo Municipal N° 135, de fecha 26 de junio de 2020, informó a los concejales que la tala comenzaría el día 6 de julio de 2020, a lo que tres concejales manifestaron su oposición, respondiendo aquél que esto no era debatible, ya que él había tomado por sí en forma definitiva tal decisión. Sobre lo cual destaca: “Llama la atención a esta parte, que el Sr. Alcalde al informar su decisión de eliminar los árboles al Concejo Municipal y al dar a conocer esta noticia a los medios de comunicación, expresó que el estudio de los árboles longevos costó casi 50 millones de pesos, lo que ha repetido en varias ocasiones, pese a que la licitación se adjudicó por $ 12.480.000.- exento de I.V.A.”, consigna el recurso, el cual hasta a hoy (10 de julio), no figura como ingresado a tramitación según el portal del Poder Judicial.

Gentileza: Iván González

Estudio avalado

Sobre el tema, Rodrigo Santana, profesional del departamento de Aseo y Ornato, afirmó que no existen estudios que desacrediten los resultados del trabajo técnico realizado, el cual afirmó, está avalado por la Universidad Católica. “Son meras suposiciones”, señaló.

Explicó que el estudio realizado, en efecto, se realizó por medio de tomografía, el cual acreditó que existe en el interior de los especímenes a talar un importante grado de pudrición. “Eso está avalado, y no hay ninguna propuesta que contraponga ese análisis técnico. Pero si se da la posibilidad de que aparezca otro estudio y pueda reafirmar que la decisión que se está tomando es válida, lo vamos a hacer, pero ahora, estamos contra el tiempo, considerando que en octubre llega la temporada de viento y existe más riesgo que se pueda desprender algún árbol”, concluyó.

Un poco de historia

Cabe recordar que la tala de los árboles de la plaza surge en 2017, luego que uno de los antiguos ejemplares, ubicado en la esquina sur-oriente del punto cero de la ciudad se desplomara sobre calle Magallanes, oportunidad en que tres personas resultaron heridas a raíz de este accidente.

En dicha oportunidad el Concejo Municipal acordó financiar un estudio para ver el estado de salud de los árboles y precisar la eventual necesidad de su tala, poda o destino de cada especie.

Sin embargo, el resultado de dicha indagatoria sería ahora la piedra de tope, luego que se resolviera que de un total de 60 árboles de Punta Arenas analizados, 5 de ellos deben ser retirados por peligro inminente de caída, cuatro de los cuales corresponden a árboles con más de 100 años que se encuentran en la plaza principal de la ciudad.

Print Friendly, PDF & Email