Foto de Julia M Cameron en Pexels

Docentes magallánicos acusan menoscabo e incumplimientos económicos en medio de la pandemia

A través de un comunicado, firmado por distintos, sino todos, los colegios de profesores de Magallanes, el magisterio hizo un duro reclamo al Estado por la forma en que se está dejando de lado la garantía a la educación, derivando en una baja en la calidad educativa, y, además, un menoscabo económico e incertidumbre previsional a los docentes de Magallanes.

A continuación, dejamos copia íntegra de la misiva emitida por las y los profesores de la región.

El directorio regional del Colegio de profesores de Magallanes, en conjunto con las directivas comunales y provinciales, informa a la comunidad, que en reunión sostenida con fecha 10 de julio, con todas las directivas presentes, llegamos a las siguientes conclusiones y acuerdos:

  1. Desde el inicio de la pandemia por el covid-19, el 16 de marzo del 2020, los profesores hemos mantenido funcionando y hemos cofinanciado la educación en este país y esta región, es por esto que desde el comienzo de este proceso,  nos pusimos al servicio de la educación, sin embargo la falta de conectividad efectiva, el aislamiento en los sectores rurales, y la creciente falta de recursos de las familias que impiden oportunidades reales, para que nuestros estudiantes, tengan acceso efectivo a esta nueva forma de educación, son  problemas de los que a diario somos testigos, los docentes de las comunidades escolares. Es necesario aclarar, como es de público conocimiento, que los profesores y profesoras, hemos utilizado nuestros propios recursos, y estamos financiando con nuestro sueldo gran parte del costo que ha involucrado la implementación de la tecnología y materiales, necesarios para que nuestros estudiantes, puedan acceder al tan preciado derecho a la educación, ante la descarada ausencia del estado.
  2. Como ha venido ocurriendo, desde hace muchos años al implementar políticas educativas y al instalar procesos en educación, los profesores y profesoras, nuevamente no han sido convocados para discutir la forma de abordar las posibles soluciones a las problemáticas que se presentan hoy, frente a esta nueva crisis y a la necesidad de una respuesta pedagógica para abordar la educación en pandemia, con todas las dificultades y desafíos que esto implica. El gobierno y sus administraciones locales han tomado decisiones antojadizas y unilaterales, sin considerar, a docentes, padres y apoderados, quienes formamos, la columna vertebral de las comunidades educativas. Hemos manifestado permanentemente que los profesores y profesoras buscamos contribuir en estos procesos con una mirada constructiva y en beneficio de nuestros estudiantes y sus familias, de manera propositiva, sin embargo, son las autoridades de turno la que no han estado a la altura de las actuales circunstancias.
  3. Hemos puesto toda nuestra disposición al servicio de la educación de nuestros estudiantes y sus familias, reinventando la forma de llegar a los hogares en esta nueva condición, desde el primer momento y aun cuando no había ningún lineamiento, realizamos actividades con el fin de acercar los aprendizajes. Estas que en un principio fueron de carácter voluntario, debido a la falta de lineamientos claros y oportunos, sumado al desconocimiento de la realidad de los hogares del país y la tardía toma de decisiones desde el nivel central, fueron complejizando los procesos para realizarlas. Esto sin duda ha ido desgastando la moral y salud de nuestros compañeros de labor, de nuestros estudiantes y sus familias, que se ven expuestos a largas jornadas de trabajo frente al computador. En el caso de los docentes, esto ha significado una carga burocrática adicional, que en nada contribuye a los aprendizajes de sus estudiantes.
  4. Denunciamos que en la región, seguimos sufriendo menoscabo económico, en algunas comunas incluso para pagar deudas de los municipios como es el caso de Puerto Natales, recurren a disminuir o descontar parte de las remuneraciones de nuestros colegas, para cubrir sus compromisos financieros, además seguimos recibiendo de parte de nuestros empleadores una falta de compromiso y respeto con nuestro trabajo, hay sostenedores en la región, que siguen manteniendo deudas previsionales, de salud, seguros y de créditos de consumo, situación que se agrava en este momento de pandemia, donde la salud, previsión y seguro se vuelven un bien necesario frente a esta crisis sanitaria.
  5. Exigimos que el Estado asuma su rol fundamental de garante de la educación, ya que han pasado, varios meses y vemos como este ha hecho un notable abandono de sus deberes hacia las familias que presentan mayores carencias y ha desligado nuevamente su responsabilidad, en los docentes, argumentando y apelando en forma desleal al espíritu de vocación y compromiso de las y los profesores y profesoras. Exigimos además claridad sobre los procesos futuros que se llevaran a cabo y no la ambigüedad que hasta aquí se ha mostrado, ya que tanto los docentes y las familias magallánicas necesitamos certezas, para evitar que este sea un nuevo foco de incertidumbre en esta tan grave situación a la que nos vemos sometidos por la pandemia.
  6. Finalmente, queremos dejar claro que los docentes formaremos un frente común en donde no permitiremos que ninguna comuna o provincia se vea vulnerada por sus empleadores y que actuaremos en bloque frente a cualquier menoscabo a nuestra profesión, que se pretenda llevar adelante en cualquier rincón de nuestra basta y lejana región.

Colegio Regional de Profesoras y Profesores A.G. Magallanes y Antártica Chilena.
Colegio Comunal de Profesoras y Profesores A.G. Punta Arenas.
Colegio Provincial de Profesoras y Profesores A.G. Última Esperanza.
Colegio Provincial de Profesoras y Profesores A.G. Tierra del Fuego.
Colegio Provincial de Profesoras y Profesores A.G. Antártica Chilena.

Print Friendly, PDF & Email