Desde Magallanes piden la firma del acuerdo Escazú de materias ambientales

Este martes (28 de julio) distintos parlamentarios y parlamentarias ingresaron un proyecto de acuerdo al congreso para solicitar al Presidente de la República la firma del Acuerdo de Escazú, un tratado que busca garantizar el acceso a la información, la participación y la justicia en asuntos ambientales, así como y el resguardo de las y los defensores ambientales en América Latina y el Caribe. El ingreso del proyecto estuvo respaldado por distintas organizaciones de la ciudadanía, entre ellas la Sociedad Civil por la Acción Climática (SCAC) Magallanes.

En un punto de prensa realizado durante la mañana, autoridades y organizaciones sociales hicieron un llamado al Gobierno a demostrar su compromiso con los derechos humanos y la democracia ambiental firmando el Acuerdo de Escazú antes del 26 de septiembre de este año, fecha en que se conmemoran dos años desde que el acuerdo fue abierto a la firma. El punto de prensa fue convocado por organizaciones de la sociedad civil como Escazú Ahora Chile, Greenpeace, Chile Sustentable, Terram, ONG Fima, Modatima, Espacio Público, Amnistía Internacional, Codeff y SCAC Magallanes, junto con las parlamentarias Catalina Pérez, Cristina Girardi, Marcela Hernando, y los diputados Diego Ibáñez, Félix González, Jaime Naranjo, Matías Walker, Víctor Torres y Vlado Mirosevic.

Durante la actividad se hizo hincapié sobre la necesidad de elevar los estándares ambientales del país, y de garantizar un ambiente seguro y propicio para que quienes luchan por la defensa ambiental puedan hacerlo libres de amenazas y hostigamientos, recordando que fue Chile quien lideró el proceso de negociación del Acuerdo de Escazú en junto a Costa Rica, pero que decidió restarse del acuerdo tan solo dos días antes de que éste se abriera a la firma.

Para Gabriela Simonetti-Grez, coordinadora regional de la SCAC “el Acuerdo de Escazú es clave para la democracia ambiental y el respeto por los Derechos Humanos. La participación de la ciudadanía no es una traba para el desarrollo, todo lo contrario, colabora en tener más y mejor información, y por lo tanto a tomar mejores decisiones para nuestro bienestar. Por ello el Gobierno debe firmar el acuerdo si quiere avanzar realmente hacia el desarrollo sostenible”. Así mismo, la coordinadora enfatizó que Chile tiene 117 conflictos socio-ambientales identificados en por el Instituto Nacional de Derechos humanos, y figura quinto en la cantidad de conflictos ambientales por cantidad de habitantes según el Atlas de la Justicia Ambiental, “escenario que evidencia la falta de justicia ambiental en Chile, y que debe ser abordado con la firma de este acuerdo”.

Por su parte, Alejandro Núñez, miembro del SCAC en nuestra región aseguró que “Magallanes tiene todo el potencial para desarrollarse de forma sostenible, y el Acuerdo de Escazú nos permitiría avanzar con democracia y respeto por el medio ambiente y los derechos humanos en la construcción de nuestro futuro”.

Las organizaciones de la sociedad civil junto a las y los parlamentarios esperan que este proyecto de ley impulse la firma del acuerdo por los Derechos Humanos y el medioambiente más importante de los últimos 20 años.

Print Friendly, PDF & Email