El individuo fue aprehendido por detectives de la Brigada de Delitos Sexuales y de Menores de la PDI Magallanes. (Fotografía referencial)

Sujeto fue enviado a la cárcel por abusar sexualmente de su sobrina durante 4 años

Tras ser detenido por la PDI, luego que se emitiera una orden judicial en su contra, *J.S.P.V., de 28 años, compareció ante el Juzgado de Garantía de Punta Arenas. En audiencia se formularon cargos por los delitos de abuso y violación, en virtud de los cuales la Fiscalía pidió el encierro preventivo, medida que fue acogida, una vez que se conocieron los detalles de sus reprochables actos.

Cómo en la mayoría de estos casos, los antecedentes que maneja el Ministerio Público, dan cuenta de una escalada hechos de connotación sexual que se iniciaron cuando la menor tenía sólo 9 años, con tocamientos, los que con el paso del tiempo llegaron a la violación.

Incluso, dio cuenta la fiscal Wendoline Acuña, el imputado llegó a simular un supuesto matrimonio con la menor, dando cuenta el grado enfermizo de proximidad que logró con el paso del tiempo.

La fiscal solicitó, dada la gravedad y reiteración de hechos, que se encerrara de manera preventiva al imputado, al considerar su libertad un peligro para la seguridad de la sociedad, y sobre todo, para la seguridad de la menor, de actuales 14 años.

Cabe destacar que este caso quedó al descubierto luego que la madre de la menor observó con preocupación la relación “especialmente cercana” que su hija mantenía con su hermano (tío de la niña), sospechas que serían ratificadas más adelante a través de un examen pericial.

Fue finalmente una conversación entre la niña y un familiar lo que terminó por dejar al descubierto lo que venía sucediendo, cuando rompió en llanto y entregó detalles de la “relación” que el imputado había creado.

En definitiva, y tras una extensa exposición de los pormenores de los actos denunciados, el magistrado Pablo Miño ordenó la prisión preventiva del imputado, fijando además un plazo de 90 días para el cierre de la investigación.

* El nombre del imputado no se da a conocer en este caso, debido al lazo sanguíneo con la víctima. De conocerse el nombre del detenido se deja expuesta la identidad de la menor.

Print Friendly, PDF & Email