Campaña de trabajadores de Enap permitió entregar más de 200 canastas familiares

Motivados por la posibilidad de colaborar con aquellas familias, especialmente adultos mayores, que se mantienen en resguardo en sus hogares, sin acceder a la compra de alimentos debido al Covid-19, trabajadores y ejecutivos de Enap Magallanes se sumaron a una campaña solidaria que durante 10 días se mantuvo abierta para recibir aportes voluntarios, dineros que fueron canalizados a través del Centro Femenino de la empresa. “Nosotras canalizamos la campaña e invitamos a participar voluntariamente a quienes quisieran colaborar y la respuesta fue espectacular. Gracias al apoyo y compromiso de socias del centro, trabajadores, ejecutivos y el Sindicato de Profesionales, logramos juntar una importante suma de dinero, por lo que estamos muy contentos, la recepción fue muy buena de parte de todos quienes forman parte de Enap Magallanes”, explicó Raquel Pinochet, relacionadora pública del Centro Femenino Enap en la región.

Según explicó, en total se recaudó un monto de 3 millones 63 mil pesos, dinero que se tradujo en la compra de 206 canastas familiares, las que están siendo entregadas a diversas instituciones de Punta Arenas.

La Unión Comunal de Juntas de Vecinos Hernando de Magallanes fue la principal entidad beneficiada con 100 canastas que se entregaron el fin de semana pasado, las cuales están siendo distribuidas a familias que lo necesitan y también al Cuerpo de Bomberos, según informó la presidenta de la Unión Comunal, Raquel Álvarez.

Otras organizaciones beneficiadas fueron el Cesfam Carlos Ibáñez que, a través de su agrupación Consejo de Desarrollo, entregó canastas a familias con empleos informales y a quienes han quedado cesantes; y la Corporación Manos de Hermanos, organización que, entre sus usuarios, cuenta con familias con problemas sociales. Todas las instituciones agradecieron el apoyo de los trabajadores de Enap Magallanes.

En total, ya se entregaron 150 canastas, las que fueron adquiridas en la Central de Carnes, empresa regional que colaboró con el traslado de las cajas hasta las distintas instituciones. “Todo se hizo en forma retoma para no exponer la salud de las personas. Nos contactamos con la empresa de alimentos, se unieron voluntades y logramos una muy linda campaña que nos permite ir en ayuda de quienes más lo necesitan en esta emergencia sanitaria. Ese fue el espíritu con el cual nació esta iniciativa, al comienzo solo con la intención de colaborar con la Unión Comunal, pero fue tal la respuesta de nuestros compañeros de trabajo, incluso colaboraron algunos de otras filiales, que pudimos ampliar la campaña a otras instituciones y nos sentimos orgullosos de ese gran resultado”, expresó Raquel Pinochet, quien agregó que las restantes 56 canastas serán distribuidas en las próximas semanas a otras instituciones que requieren apoyo en esta compleja crisis.

Print Friendly, PDF & Email