Por más de 24 horas se ha interrumpido suministro de agua potable en Puerto Williams

Una delicada situación sanitaria está afectando desde ayer a la comunidad de Puerto Williams, específicamente, desde las 12:20 horas de este jueves (9 de enero), y que se ha pronosticado se extienda hasta la noche de este viernes, luego que, las copiosas precipitaciones derivaran en la suspensión del servicio de distribución de agua potable por parte de la empresa Aguas Magallanes.

Un total de 56 milímetros de agua caída en cuestión de horas en Puerto Williams, hicieron variar sustancialmente el afluente del Río Robalo, principal suministro de agua cruda para la planta purificadora, eso fundamentalmente fue la raíz del problema.

A través de un comunicado de prensa, Aguas Magallanes estimó que el cambio climático sería uno de los factores que de manera inusual sorprendió a los habitantes de la comuna de Cabo de Hornos, con importantes precipitaciones de agua caída que provocaron un aumento inusual del río.

La imagen muestra la comparación entre un afluente normal y la situación vivida este jueves.

Wladimir Gil Herrera, gerente de Operaciones e Infraestructura de la sanitaria, se trasladó a la comuna de Cabo de Hornos para apoyar los trabajos de restablecimiento del servicio. El ejecutivo explicó que, “durante el evento climático, el filtro ubicado en la captación quedo obstruido a consecuencia del arrastre de hojas y sedimento, lo que derivó en el ingreso de aire y la obstrucción de la línea de aducción. Dicho filtro se limpió inmediatamente y durante toda la jornada de ayer, se trabajó en la desobstrucción de la línea de aducción, la cual lleva el agua cruda hasta la planta de tratamiento de aguas potable”.

Informó Aguas Magallanes que durante la mañana continuaron los trabajos de limpieza de la línea de aducción, con el apoyo de equipos y maquinaria, y que, si bien se logró acotar el problema al primer tramo de la línea, aún no es posible normalizar el servicio de producción, por lo que, en coordinación con la Gobernación Provincial y la colaboración de empresas privadas, se dispuso a partir de las 13:30 horas un punto de reparto de agua para uso sanitario en calle O´Higgins N°187.

Finalmente, señaló el ejecutivo: “Entendemos las molestias que esta situación genera, por ello continuamos trabajando en terreno y en permanente coordinación con autoridades comunales y de gobierno provincial, Bomberos, Armada y empresas de la localidad para restablecer el servicio lo antes posible”, concluyó el ejecutivo de Aguas Magallanes.

Por su parte, el gobernador de la provincia, Nelson Cárcamo, valoró los esfuerzos que se están realizando para paliar la problemática, destacando la colaboración de Bomberos en las labores que se están realizando en el sector de la bocatoma para restablecer el normal flujo hacia la copa de agua y se pueda restablecer la distribución del vital elemento.

De acuerdo al último aviso hecho por la sanitaria, la interrupción del suministro podría extenderse hasta las 23:59 horas.

Print Friendly, PDF & Email