En grabaciones telefónicas se escuchó al ex policía pedir más cocaína para "ofrecerle" a otras personas.

Carabinero involucrado en tráfico de drogas brindaba protección y “datos” a cabecilla de la red

Cargos por tráfico de drogas imputó el fiscal especializado Manuel Soto, en contra de las cuatro personas que fueron detenidas este lunes en diversos allanamientos a inmuebles de Punta Arenas. La gravedad de lo ocurrido, y el ‘modus operandi’ permitió sustentar la petición de prisión preventiva en contra de todos los involucrados, incluido el cabo 2º de la Primera Comisaría de Carabineros que se vio involucrado en la red de venta de marihuana y cocaína.

Un plazo de 60 días se fijó hoy (31 de diciembre) para la investigación, la cual apunta a reunir las pruebas necesarias que permitan acreditar las imputaciones hechas por la Fiscalía, referente a una supuesta red de venta de drogas que ocupaba un local nocturno, ex Boliche, como punto de venta de las sustancias.

Así lo planteó Soto, fiscal de drogas, quien atribuyó al cabo 2º F.A.V.L., A.A.M.L. de 25 años, J.C.V.A., de 29 años, y D.A.L.A. de 23 años, participación en los hechos que hacía 5 meses se venían investigando.

En el caso de A.A.M.L., se le sindica como el cabecilla y proveedor de la droga, mientras que a D.A.L.A. y J.C.V.A., se les imputó participación como distribuidores y “empaquetadores” de la droga.

Carabinero dado de baja

En el caso del ahora ex policía, el Ministerio Público le atribuyó participación como colaborador en el tráfico de drogas, ya que prestaba información al cabecilla de la organización, a fin de que pudiera evitar los controles policiales en su domicilio. Asimismo, planteó el Ministerio Público, entregaba antecedentes de direcciones y nombres de otros funcionarios para que pudieran ser “encontrados” por los miembros de la organización. Por eso también se le imputó un cargo por amenazas.

Sobre su caso particular, el recién asumido jefe de zona de Carabineros, general Patricio Figueroa, manifestó: “En base a los antecedentes, se dispuso la baja inmediata del funcionario, por lo tanto, el enfrenta este proceso penal ahora como un civil (…) a todos los carabineros nos causa mucho dolor, y muchísima molestia. Este tipo de hechos a nosotros nos molesta de sobremanera, por lo tanto, pedimos que el proceso siga su curso y que los responsables asuman las consecuencias penales”.

Cabe recordar que este procedimiento terminó con el decomiso de 254,3 gramos de clorhidrato de cocaína; 14,6 gramos de marihuana; 805 mil pesos en efectivo, algunos insumos para la dosificación de drogas, y tres vehículos incautados.

Mientras transcurra el plazo de investigación, los tres civiles fueron enviados a la cárcel de Punta Arenas para ejecutar la prisión preventiva, en tanto el cabo 2º implicado permanecerá recluido en dependencias policiales.

Print Friendly, PDF & Email