Patricia Mackenney, secretaria regional ministerial de la Mujer y la Equidad de Género de Magallanes.

Gremios del sector público exigieron la salida de la seremi de la Mujer y Equidad de Género

A través de una carta entregada al intendente de Magallanes y Antártica Chilena, José Fernández, los dirigentes de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (Anef), junto a la Asociación Nacional de Funcionarios del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género (Anfummef), exigieron la salida de la secretaria regional del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, Patricia Mackenney.

Lo anterior, luego de que los funcionarios del organismo hubieran denunciado ante el Juzgado del Trabajo la vulneración de sus derechos.

“Las máximas dirigentas y dirigentes de nuestras organizaciones, desde hace más de 6 meses hemos puesto en conocimiento de las máximas autoridades del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, los hechos que afectan al conjunto de las funcionarias/os de la Seremía y nos hemos reunido con el Intendente de Magallanes y con la Ministra (s) de la Mujer y la Equidad de Género, con el fin de encontrar una solución a este abuso de poder. Sin embargo, luego de tantos meses de gestión sin respuesta, los hechos demuestran que no ha existido voluntad de abordar la extrema vulneración de derechos a la que han estado expuestas las trabajadoras y trabajador en la región”, afirmaron en una declaración enviada a los medios de prensa.

“La gravedad de la denuncia de nuestras compañeras y compañeros de Magallanes, da cuenta de vulneración de los derechos fundamentales, a la vida y a la integridad física y psíquica de la persona, donde han sido objeto de denostación pública al trabajo y desempeño profesional, denigración, humillación, menoscabo, e involucrar a las trabajadoras y trabajador en faltas al estatuto administrativo. Los hechos son en extremo delicados, tal es así, que la totalidad del equipo de trabajo han tenido licencia médica extendida por la Asociación Chilena de Seguridad (Achs Magallanes) por 60 días, donde la calificación es de: enfermedad laboral por estresor: jefatura directa con liderazgo disfuncional y autocrático, se recomienda modificar o eliminar el estresor. A la fecha las funcionarias y el funcionario de la Seremía siguen en tratamiento”, indica el documento.

Los funcionarios agregaron que “Han pasado casi dos meses desde que las funcionarias y funcionario retornaron al trabajo luego de la licencia médica de 60 días, y no ha existido ninguna medida remedial”.

Según se indica en la declaración, el ministerio habría pagado a una consultora para realizar un “curso general de felicidad y bienestar social” para los trabajadores, cuando los recursos fueron aprobados por el comité bipartito de capacitación del ministerio para, entre otros aspectos, abordar la ‘reparación del equipo de trabajo’. En tanto, se habría establecido la realización de un curso general de coaching de liderazgo y dirección de equipos de trabajo para la seremi.

“Nos parece una verdadera burla. Por una parte, se dispone un curso de “felicidad” para los trabajadores, como si el problema fuera que éstos no tienen las herramientas para llevar una vida feliz. Por otra parte, se establece capacitación en liderazgo y dirección en equipos de trabajo para la seremi Mackenney, cuando éstas son
habilidades con la que una autoridad debe contar al asumir un cargo de esta importancia. Por todo lo señalado, exigimos el cese en sus funciones hoy, de la seremi de la Mujer y Equidad de Género de Magallanes y Antártica Chilena”, puntualizaron.

Print Friendly, PDF & Email