Destacan importancia de la Fibra Óptica Austral como hito de reconexión con el mundo

A paso firme avanza el proyecto de Fibra Óptica Austral en territorio nacional. La ejecución de obras, que partió a principios de este año, ya casi finaliza su segunda fase, que corresponde a la instalación del tendido terrestre en las zonas rurales de las tres regiones que abarca el despliegue de esta infraestructura física para telecomunicaciones: Los Lagos, Aysén y Magallanes.

A nivel regional, las expectativas están puestas en esta iniciativa, que proyecta el inicio de sus operaciones a partir de marzo de 2020, y que promete dotar de mayor conectividad digital a esta zona extrema. Por ello, y de cara a la conmemoración de la primera vuelta al mundo, la Universidad de Magallanes (Umag), junto a la empresa ejecutora del proyecto, CTR, reunió a un grupo de investigadores en el tema para abordar los alcances de esta medida desde el punto de vista técnico y de aplicaciones, como un hito de reconexión de la región con el mundo.

“Como región ya no podíamos seguir esperando más este esfuerzo del gobierno para conectarnos. Magallanes es un laboratorio natural muy importante para el mundo y nos faltaba tener formas eficientes de comunicación. Eso, está ad portas de concretarse y es una excelente instancia porque, en estos momentos, como universidad, pero también como Estado, a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología, vamos a tener que asumir responsabilidades de desarrollar investigación en la macrozona austral que es Aysén y Magallanes, por lo tanto, la fibra óptica va a ser vital”, sostuvo el vicerrector de Investigación y Postgrados de la Umag, Dr. Andrés Mansilla, quien fue uno de los relatores de la instancia.

Sobre el potencial de esta tecnología, el gerente comercial del CTR, Daniel Vergara explicó que el proyecto considera un crecimiento exponencial de los accesos a la red, lo que implica un desarrollo mucho más avanzado, que beneficia, sobre todo, al ámbito científico y productivo, dándole un despegue significativo a la zona cuando esté en operación. “Lo que nos va permitir la fibra óptica es ampliar los polos de desarrollo tanto en el área de educación como de salud, los estamentos públicos y de investigación, y todo lo que es empresa privada, así que, junto a estos 500 años, estamos muy entusiasmados en poder llegar de la mejor forma posible y hacer el despliegue de red que esperamos”, afirmó.

Un centro de Teledetección para Magallanes

Los cambios en la brecha tecnológica que supone esta iniciativa, también dan pie a considerar la pertinencia de futuros proyectos regionales, pensados para aprovechar las ventajas comparativas de Magallanes en lo que es el área de las ciencias de la tierra y teledetección.

Es el caso del Centro que propone la Umag y tiene en su carpeta de infraestructura con el objetivo de buscar su financiamiento a propósito de la pronta llegada de la fibra óptica austral.

El investigador e ingeniero del Centro de Investigaciones Gaia Antártica de la Umag (Ciga), Dr. Carlos Cárdenas, expuso acerca de este proyecto como una importante oportunidad de desarrollo nacional desde Magallanes. “La idea es poder mostrar la potencialidad que tiene la instalación de esta infraestructura acá en Magallanes y las ventajas comparativas que tiene a partir de la posibilidad de generar el tema de teledetección y una sinergia con otras instituciones para poder potenciar esta área. Todos sabemos que es una necesidad que tiene el país en medio de un desarrollo tecnológico interesante y esto sería bien visto desde entidades internacionales enfocadas al tema satelital, al tema de los data center y los big data, por nombrar algunos”, destacó Cárdenas.

Print Friendly, PDF & Email