Justicia deberá determinar si el ‘Trencito Patagónico’ puede o no operar en Punta Arenas

Hasta la Corte de Apelaciones llegaron este jueves los antecedentes del particular caso del trencito turístico “Loreto”, luego que su propietaria recurriera de protección en contra de la resolución emitida por el secretario regional ministerial de Transporte, Marco Mella, no autorizando su funcionamiento en Punta Arenas. Se argumenta que, pese a tener toda su documentación al día, al ser un vehículo adaptado, no puede ser utilizado con fines turísticos.

Hasta el máximo tribunal de la región debió acudir Rosalía Elgueda, creadora del Tren Patagónico Loreto, servicio de “city tour” que hasta febrero pasado era parte del atractivo turístico urbano de Punta Arenas. Su circulación se prohibió, luego que se argumentara que no contaba con los requerimientos que la norma existente exige, materia que la empresaria siempre ha refutado argumentando que cuenta con revisión técnica, permiso de circulación, y las medidas necesarias para el resguardo de pasajeros y turistas.

En efecto, ante la negativa de operar, y tras la cuantiosa inversión económica realizada, en julio ingresó a través de oficina de Partes de la Seremi de Transportes y Telecomunicaciones una solicitud destinada a la obtención del correspondiente permiso general servicio de transporte privado remunerado de pasajeros, que es el que autoriza la prestación de servicios.

Fue entonces que el 25 de ese mismo mes el seremi Marco Mella contestó el requerimiento concluyendo que: “Al ser un vehículo adaptado (camioneta y carro de arrastre), no cumple con las disposiciones legales establecidas en el Decreto N° 80/2004 del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones y demás normativa atingentes a la materia, las cuales dicen relación a las condiciones y requisitos que debe contar un vehículo para efectuar Servicio de Transporte privado remunerado de pasajeros, ya que no corresponde a los tipos de vehículos que enumera el artículo 16, del Decreto N° 80/2004, para efectuar transporte privado remunerado de pasajeros”.

Argumenta el abogado representante de la recurrente, Pablo Bussenius, que la negativa al requerimiento hecho por su representada no se ajusta a lo establecido en la ley, ya que ella presentó toda la documentación requerida, y por el contrario, “no existe disposición alguna que prohíba realizar el servicio de transporte privado remunerado de pasajeros en vehículos adaptados, salvo para el caso de los buses tipo ‘Pullman’, conforme lo dispuesto en el inciso final del artículo 16 del ya tantas veces citado Decreto N° 80, de 2004, que expresamente señala: ‘Asimismo, los buses tipo Pullman, que se utilicen para prestar servicios de transporte privado remunerado de pasajeros, no podrán tener adaptaciones o modificaciones en su estructura, debiendo tratarse sólo de modelos estándar de fabricación”.

Cabe consignar que, de acuerdo a la documentación presentada, las característica técnicas del tren son, en la locomotora: una camioneta Mitsubishi, modelo L200 Katana, que ha sido adaptada o modificada en su estructura externa, reemplazando su carrocería por una estructura especialmente fabricada al efecto, con materiales nuevos, que imita una locomotora clásica del Siglo XIX, sin que se haya alterado de modo alguno sus partes internas, conservando todos sus componentes originales como son Motor y Chasis. En tanto, el vagón de pasajeros corresponde a un carro de arrastre, sobre el cual se ha instalado una estructura especialmente fabricada al efecto, con materiales nuevos, que imita un vagón de pasajeros de locomotora clásica del siglo XIX. “Vehículo que no sólo cuenta con revisión técnica, permiso de circulación y seguros obligatorios, sino que además mantiene toda su documentación técnica, tributaria y societaria al día”, esgrime la acción judicial.

En definitiva, el recurso les pide a los ministros de la Corte de Apelaciones que se declare ilegal la decisión del secretario ministerial y se otorgue la referida autorización a la empresaria, último escaño antes de que pudiera salir una vez más a formar parte del circuito turístico de la ciudad.

Print Friendly, PDF & Email