Grito popular se toma las calles de día y el vandalismo durante la noche

Una nueva jornada nocturna de disturbios enfrentó Punta Arenas y Puerto Natales, a lo que ahora se sumó Porvenir, ciudad que hasta ayer había mantenido manifestaciones completamente pacíficas, las cuales fueron empañadas con hechos incendiarios. Daños a un cuartel de Bomberos, el frontis de una iglesia, un animal muerto arrojado a una barricada, fueron algunas de las tristes postales que dejó la tercera noche de protestas en la región.

Con daños de consideración resultó la parroquia Santa Teresa de la Villa Alfredo Lorca, luego que las llamas de una barricada en la avenida Circunvalación, alcanzara la construcción, propagándose el fuego por las puertas y fachada principal del edificio.

Fueron los mismos vecinos del sector quienes intentaron por sus medios extinguir el fuego, a la espera de las fuerzas de orden y Bomberos. Repudió generó entre la comunidad este hecho.

¿Cómo comenzó la noche? Todo iba de inmejorable manera, más de 6 mil personas participaron en el centro de la ciudad de una notable marcha pacífica, con música, gritos y baile. El ambiente era distendido, ameno y de descontento transversal. Sin embargo, a medida que se fue yendo la gente, comenzó a aflorar el desorden y los desmanes, interviniendo Carabineros.

Con vehículo blindado las Fuerzas Armadas resguardaron la plaza tras el inicio de los demanes.

Cómo ha sido la tónica en los últimos días, los desmanes se trasladaron del centro a diferentes poblaciones de la ciudad, siendo uno de los puntos más álgidos de la jornada lo ocurrido en la villa Lorca, registros de video daban cuenta de cómo llegaban camionetas con desperdicios para arrojar al fuego.

El barrio chilote también reportó desórdenes, al igual que el barrio 18 de Septiembre, sector en que el cadáver de un gato fue arrojado a una de las barricadas, provocando numerosas muestras de rechazo en redes sociales.

Balance oficial

Esta mañana el intendente de la región, José Fernández, junto al comandante de seguridad de las Fuerzas Armadas, general Jorge Peña, junto con lamentar lo ocurrido en la capital regional, y los ataques incendiarios en Porvenir, valoraron que en Natales y Puerto Williams no hubiera informes de actos violentos.

Sólo en Punta arenas se registraron 10 detenciones por desórdenes, de esas personas, una mantenía en su poder una pistola de aire comprimido y un cuchillo.

La capital fueguina fue lamentablemente la localidad en que se produjeron los más graves incidentes, desconocidos incendiaron el quincho del Hospital y una bodega de la empresa Nova Austral. Asimismo, se registraron actos vandálicos en contra del cuartel de Bomberos de la comuna, mientras los voluntarios asistían a una de las diversas emergencias a las que debieron asistir.

Completamente destruído quedó el quincho de los trabajadores del Hospital Dr. Marco Chamorro (Foto: Radio Porvenir).

Una vez más, las autoridades fueron consultadas sobre un eventual toque de queda, sin embargo, la respuesta del general Peña sigue siendo que no existen fundamentos para decretarlo, aunque sí manifestó que está constantemente siendo evaluado aquello.

Finalmente, las autoridades llamaron a la comunidad a ser garantes de que las manifestaciones sean pacíficas y que no se avalen los desórdenes o destrozos.

Print Friendly, PDF & Email