“El día que el adulto mayor se queda en su casa, la rutina y cotidianeidad lo va matando”

Una invitación a mantenerse activos física y mentalmente fue la realizada por el médico geriatra, Ramón Lobos Vásquez, quien detalló la importancia de que los adultos mayores realicen actividades que los saquen de la rutina y de sus casas.

“El día que el adulto mayor se queda en su casa, la rutina y cotidianeidad lo va matando, porque lo desconecta de esta fuente de aprendizaje, de desarrollo, que significa salir a la calle, encontrarse con los vecinos, conversar, mirar el día. La vida ocurre fuera de las puertas de nuestras casas, por lo tanto es importante que nuestros adultos mayores tengan una participación”, indicó el especialista, agregando que si por algún motivo se deben quedar en la casa durante algún periodo, que éste sea el más corto posible.

“Que de alguna manera, sea en silla de ruedas, en el vehículo, en lo que sea, hay que hacerlos salir de ese entorno y apreciar la belleza de lo que está sucediendo afuera de nuestras casas y la posibilidad de interactuar, no sólo con la vista, sino con cada uno de los sentidos”, precisó.

Lobos indicó que estudios recientes indican que el proceso de deterioro a nivel cerebral, es un fenómeno cognitivo que inicia desde muy temprana edad.

“El cerebro y nuestra capacidad cognitiva, se van modelando permanentemente y es allí la importancia de mantener estimulado nuestro cerebro durante toda la vida. No porque lleguemos a la vejez que vamos a dejar de bombardear o tener a nuestro cerebro sometido a distintas situaciones que permitan su mejor desarrollo”, explicó Lobos.

El médico señaló que probablemente hay áreas en las que el cerebro puede fallar, en otras tener menor desempeño que alguien más joven, pero que también hay otras áreas en que el cerebro puede desarrollarse mucho mejor que cuando se es joven.

“Mientras más edad tengan, la velocidad con la que se aprende nueva información es mucho más lenta y debe ser repetido de mayor forma, pero indudablemente hay capacidades, por ejemplo, como la de reconocer a las personas a través de la cara, el poder ubicarse en ciertos lugares en forma espacial, o bien la capacidad para reproducir listados de palabras, efectivamente tienden a ser mejores con más edad, que las personas más jóvenes. La variabilidad es muy importante en nuestras vidas, y hay aspectos en que la persona mayor puede concentrarse mejor y desarrollarse mucho más”, precisó.

En este contexto, el especialista aconsejó buscar actividades nuevas. “También hay que hacer trabajar nuestro cerebro durante los periodos de descanso. Si nuestro trabajo es más bien físico, evidentemente tenemos que leer, escuchar música, cantar, hacer diversas acciones que nos permitan ir desarrollando más áreas, de acuerdo a nuestras preferencias, pero también en torno a ir complementando lo que habitualmente hacemos. Por eso no es raro ver adultos mayores que bailan, que declaman, que recitan, cosas que normalmente no hicieron, pero esa actividad es la más importante para nuestro cerebro”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email