Vuelco en el caso: Detenida por agresión con arma blanca habría actuado en legítima defensa

La tarde de este domingo, conmocionó a la comunidad el caso en que una menor, de 16 años, fue detenida por agredir con un cuchillo en el cuello a un sujeto de 22 años. Hoy (30 de septiembre), el caso sufrió un dramático vuelco, al quedar en evidencia que la adolescente actuó en defensa propia en contra de su ex pareja.

Una serie de antecedentes que no pueden ser divulgados, se dieron a conocer durante la audiencia de formalización de cargos en contra de la menor. La jueza fue categórica en restringir la información que los medios de comunicación podrían dar a conocer. ¿La finalidad?, proteger la identidad de la menor que, si bien llegó como imputada ante la justicia, parece arrastrar una dolorosa carga como víctima.

Cuando tenía sólo 13 años inició una relación con quien ahora figura como víctima, él tenía 19 años. Con el paso del tiempo, el pololeo se habría tornado tóxico, con hechos de violencia hacia la menor, cuestión que finalmente llevó al término de la relación.

Sin embargo, pareciera que dicho final no quedó del todo claro para el pololo, ya que según argumentó el defensor de menores, Richard Maldonado, el sujeto habría seguido insistiendo en retomar la relación, teniendo actitudes inentendibles, como ingresar por las ventanas a la casa de la muchacha, o espiarla para saber si tenía otra relación.

En ese contexto se habría dado lo ocurrido este fin de semana en la población Cardenal Raúl Silva Henríquez, cuando él llegó a la casa de la imputada, iniciándose una pelea que terminó con la menor portando un cuchillo de su cocina, con el cual habría herido al individuo cuando este se le habría abalanzado encima tras golpearla en el rostro.

Mayor fuerza cobró la argumentación de la defensa cuando relató que fue la menor la que le pidió a su madre que llamara a la ambulancia, mientras ella intentaba controlar el sangrado que su ex pololo tenía en el cuello.

Tal gravedad tuvieron los hechos expuestos en la audiencia, que el propio tribunal solicitó oficiar a la Fiscalía Regional indagar las aristas que se desprendieron del tema. En tanto, se fijó un plazo de 50 días para la investigación, plazo en que el Ministerio Público deberá recopilar los antecedentes que permitan establecer las reales responsabilidades en el hecho.

Print Friendly, PDF & Email