Víctima se mantiene con riesgo vital e imputado fue enviado a la cárcel por conducir ebrio

Un plazo de 90 días fijó hoy (30 de septiembre), el Juzgado de Garantía de Punta Arenas, para que la Fiscalía reúna los antecedentes que permitan sustentar los cargos que se le imputaron a R.A.G.U., de 30 años, operador de máquina que el fin de semana protagonizó un volcamiento al sur de Punta Arenas, hecho por el cual su pareja, permanece internada en estado grave.

Como autor de manejo en estado de ebriedad provocando lesiones graves gravísimas, le imputó la fiscal Wendoline Acuña al sujeto que, la madrugada del pasado 28 de septiembre, conducía el automóvil Hyundai Avante en el que se movilizaban por el kilómetro 12,5 de la Ruta 9 Sur, en el sector Discordia.

De acuerdo a los antecedentes vertidos en la audiencia, el estado de ebriedad del imputado, y el no conducir atento a las condiciones del camino, lo habrían llevado a perder el control del vehículo, el cual terminó a un costado de la vía, resultando su polola con lesiones graves que se constataron luego, cuando ambos llegaron al Hospital Clínico.

Mucho más que simples lesiones o fracturas sufrió la mujer, ya que un traumatismo torácico derivó en un estallido del bazo, condición médica que mantiene a la paciente con riesgo vital, conectada a ventilación mecánica en la Unidad de Pacientes Críticos del Hospital Clínico.

La misma declaración del imputado refrendó los hechos imputados, afirmando que habían ido a Fuerte Bulnes donde habían tomado unas cervezas, tras lo cual retornaron a Punta Arenas, trayecto durante el cual se besaron, gesto afectivo que por segundos desvió la mirada del imputado del camino, enfrentando de pronto la curva en que se produjo el volcamiento.

Cabe señalar que el resultado de la prueba respiratoria del conductor resultó con 1.3 gramos de alcohol en su sistema, y si bien no tenía antecedentes anteriores, la Fiscalía pidió el encierro preventivo en su contra, medida que encontró férrea oposición en el defensor José Miguel Navarrete, pese a lo cual, fue decretada por la jueza Connie Fuentealba, ordenando la prisión preventiva para el hombre de 30 años, mientras dure la investigación.

Print Friendly, PDF & Email