¡Inaudito!: Sujeto que engañó a general ahora presentó un recurso judicial contra Carabineros

De manera digital, el pasado sábado (7 de septiembre), ingresó a la Corte de Apelaciones de Punta Arenas un documento que se presenta como recurso de amparo por parte de Juan José Soto Vargas, quien, de acuerdo al reportaje publicado este domingo por nuestro medio, sería la persona que logró engañar al jefe de zona de Carabineros, general Roberto Machuca, para obtener información respecto de su ex esposa que residiría en Magallanes. El recurrente intenta acusar que las policías, la Fiscalía y la justicia no habrían acogido una denuncia por bigamia.

En una verdadera comedia para nada graciosa se está convirtiendo todo el cuento armado por el señor Soto Vargas, todo con la finalidad de encontrar a su ex esposa, quien, según fuentes de El Magallánico, viajó a nuestra región justamente para ocultarse de su ex marido y su reputación.

Lo primero que llama la atención es la dirección de correo electrónico desde el cual se envía la acción judicial a la corte, consuladochileargentina@yah…., refrendando la denuncia inicial interpuesta en la Fiscalía, en la que se dio acusó a un desconocido que se había hecho pasar por canciller para embaucar al general Machuca y poder lograr obtener su colaboración.

La enredada historia

En cuatro carillas se divide la peculiar acción judicial presentada, en la cual se relata un largo periplo de la vida del supuesto recurrente Soto Vargas, afirmando haber sido perseguido y exiliado; haber tenido amores y desamores, hijos e hijas, y que su ex esposa, con la que se habría casado en Alemania tras el golpe de Estado, lo habría abandonado para casarse en Chile nuevamente.

De ahí es que él habría interpuesto una denuncia por una supuesta bigamia, solicitando a la justicia someter a proceso a su ex pareja, quien le habría destrozado la vida al no poder volver a casarse en Alemania, según se entiende del mamotreto presentado.

A veces con cierto sentido, pero en su mayoría una narración que parece ficticia, afirma el recurrente sentir vulnerados sus derechos constitucionales, al querer iniciar un proceso judicial que no habría sido escuchado por la justicia, y que las policías no habrían realizado su labor para dar con el paradero de la mujer.

Tramitación judicial

En resumen, el recurrente acusó a cuanta institución en Magallanes habría hecho oídos sordos a sus peculiares denuncias, enumerándose en sistema como recurridos a su ex pareja, la jefatura de Carabineros por denunciarlo por la suplantación, al 1º y 3º juzgado de letras de Punta Arenas por no tramitar sus denuncias, y contra la PDI por no haber encontrado en su momento a la recurrida, cuando la denunció.

Si bien, a simple vista, se ve que el texto escapa a los estándares de un escrito de amparo, la Corte tiene la obligación de admitirlo al menos para su revisión, y ver si es viable de ser tramitado, y evaluar si es que tiene algún sustento legal, cuestión que hasta este lunes no ha sido resuelta por el tribunal de alzada.

Print Friendly, PDF & Email