C.A.S.T., de 28 años, y la ciudadana francesa J.M.B., de 21, fueron trasladados por Carabineros al Centro de Justicia.

Detenidos tras la marcha: En libertad, pero con prohibición de participar en actos públicos

Cargos por desórdenes públicos y lesiones imputó la Fiscalía a J.M.B., y a C.A.S.T., respectivamente, dos de las personas que fueron detenidas la noche del jueves (5 de septiembre) en la Plaza de Armas de Punta Arenas, tras participar en una marcha convocada por diferentes agrupaciones sociales. A la primera de las imputadas se le atribuyó autoría en los rayados al monumento a Hernando de Magallanes, mientras que el segundo detenido fue sindicado como el autor de las lesiones graves que sufrió un oficial de Carabineros y el golpe que recibió en el rostro el presidente del Partido Comunista, Dalivor Eterovic.

Tres fueron en definitiva las personas que enfrentaron este viernes a la justicia, el primero de ellos, un estudiante de la Universidad que fue aprehendido por obstrucción al actuar policial, luego de intentar evitar que la mujer detenida fuera arrestada por la fuerza pública. Respecto de él, J.I.H.E.V., de 22 años, recuperó la libertad luego que su defensa argumentara que sólo se remitió a evitar que personas no uniformadas maltrataran a una mujer, aludiendo que habría sido personal de Carabineros de la sección civil los que la habrían retenido.

En tanto, J.M.B., de 21 años, ciudadana de nacionalidad francesa, y que ya ha sido detenida por la policía por daños y maltrato animal, fue formalizada por haber efectuado los rayados que tanto repudio despertaron en la comunidad. Ella quedó con prohibición de asistir a actos masivos mientras dure la investigación, para la cual se fijó un plazo de 60 días.

C.A.S.T., de 38 años, fue formalizado por maltrato de obra a Carabineros provocando lesiones graves, respecto de un capitán de Fuerzas Especiales que resultó con fractura coxis tras recibir un golpe del imputado. En efecto, él mismo tras la audiencia manifestó a los medios de comunicación que lo hizo para evitar que se llevaran a uno de sus compañeros.

Asimismo, el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson, aludió que esta persona habría sido la que golpeó con un elemento contundente el rostro del dirigente del Partido Comunista, agresión que detonó los desórdenes y hechos de violencia que interrumpieron el acto cultural.

Cabe hacer mención que, respecto de este último hecho, se informó que el dirigente afectado no habría presentado denuncia por lo sucedido.

Concluida la imputación de cargos, C.A.S.T. fue puesto en libertad, quedando con la prohibición de acercarse al oficial herido y de participar de convocatorias o actos públicos. Respecto de Eterovic, se solicitó igual la prohibición de acercamiento, pero al no haber denuncia formal, se negó dicha petición.

Querella

Al mismo centro de Justicia llegaron los funcionarios policiales que resultaron lesionados, quienes en compañía del abogado de Carabineros, el capitán de justicia Gonzalo Cisterna, interpusieron una querella en contra de los imputados y contra quienes resulten responsables de las lesiones sufridas.

“El objetivo (de la querella) es defender a los carabineros desde el punto de vista jurídico, como toda persona tiene derecho, y nosotros como institución se la brindamos e intentamos perseguir a todos aquellos que resulten responsables y las máximas penas que contempla la ley en su contra”, manifestó el oficial.

La acción penal solicita, entre otras medidas, se abra investigación y se soliciten todos los registros de video que puedan haber circulado en redes sociales o que captaron los medios de comunicación, para establecer las responsabilidades en lo ocurrido.

Print Friendly, PDF & Email