Pescadores interponen millonaria demanda contra Navimag por naufragio en el paso Kirke

Una indemnización por daño ambiental es la que están solicitando los 307 pescadores que se unieron en una demanda interpuesta en contra de la empresa de transporte marítimo Navimag, tras el hundimiento del transbordador Amadeo 1, el cual tocó fondo rocoso en el paso Kirke en agosto de 2014. La acción judicial por la Ley de Navegación busca una compensación económica para la gente de mar que supera los 2.000 millones de pesos.

Aún están en la retina de los habitantes de la región las imágenes de lo ocurrido el 19 de agosto de 2014 en el canal Kirke, paso marítimo ubicado a 50 kilómetros al suroeste de Puerto Natales, cuando una mala maniobra llevó al imponente ferry a tocar fondo, provocando esto un daño en el casco, lo que provocó el hundimiento casi total de la embarcación.

Detalla la demanda de indemnización de perjuicios ingresada hace una semana en la Corte de Apelaciones de Punta Arenas, que “la tocada de fondo de la nave contra la Isla Merino en la angostura Kirke y el derrame de combustible y petróleo que la nave transportaba en sus propias bodegas, tanto como del combustible y petróleo existente en los vehículos que transportaba”.

Afirmo la parte demandante que, a consecuencia de lo anterior, “se produjo la contaminación directa del agua de mar con hidrocarburos provenientes del navío, la muerte de 152 animales que la nave llevaba como carga, cuyos cuerpos quedaron en el agua, y la muerte de una gran cantidad de recursos hidrobiológico de la zona. Este hecho causó un grave daño ambiental a todo el entorno marino, un grave detrimento al patrimonio ambiental y perjuicios a la biodiversidad de la zona”, es decir, la fuente directa de trabajo de los 307 demandantes.

Se alude también en la demanda que “los peces y mariscos pueden incorporar contaminantes orgánicos persistentes y los depredadores que los consumen transmiten el envenenamiento de un animal a otro por la cadena alimenticia, poniendo en riesgo incluso la seguridad en la alimentación humana”.

En definitiva, se está solicitando una indemnización de perjuicios por el desastre ambiental que provocó el siniestro de la embarcación de la empresa Navimag, suma ascendente a 7 millones de pesos para cada uno de los demandantes, basándose principalmente en: “las molestias y sufrimientos soportados por cada una de las personas que demandan, el que se configura, por una parte, por el profundo impacto al ser testigos del derrame de autos, como el hidrocarburo cubrió las aguas del lugar en donde habitan o laboran, viéndose deteriorada su tranquilidad espiritual (…) Cabe tener presente que los demandantes son gente de mar, los cuales han volcado su vida en torno al mar que baña las costas de la Región de Magallanes, y al ser testigos de la catástrofe medio ambiental que ha afectado su fuente laboral”.

Print Friendly, PDF & Email
Foster Moreau Womens Jersey