Gentileza Sebastián Vidal (Facebook: Papel & Pixel)

Ecologistas claman por protección del humedal ante construcción de vía elevada

Un sentido llamado a la cordura realizó la Agrupación Ecológica Patagónica, ante el proceso previo que se está desarrollando respecto de la construcción de un paso elevado en el ingreso norte de Punta Arenas. La mega construcción pretende ser levantada a sólo pasos del Humedal Tres Puentes, reserva natural urbana de numerosas especies de aves, por lo que los ambientalistas están pidiendo sea reconsiderada una solución menos invasiva, y dicho sea de paso, que genere menos detractores y más consenso que lo que está provocando la tristemente célebre “solución” al peligroso cruce de vías.

“Como Agrupación Ecológica Patagónica nos preparamos para conmemorar nuestros 12 años de trabajo constante de investigación y difusión de la biodiversidad presente en el humedal Tres Puentes. Este lugar posee un registro histórico que supera las 100 especies de aves que buscan refugio temporada tras temporada, convirtiéndose en uno de los de mayor diversidad en la región de Magallanes, algunas de ellas en peligro de extinción, tal como el Canquén Colorado”.

“Cerca de 20 especies nidifican y crían a sus polluelos en este sitio, además hemos incorporado a toda la cadena trófica de este importante ecosistema. Los estudiantes de diversas edades también han sabido valorar esta ‘aula natural’, asistiendo a innumerables charlas y visitas guiadas, además la comunidad magallánica asiste cada año en gran número a la limpieza primaveral denominada ‘Preparando el Nido’. Esta misma comunidad lo eligió como uno de los ‘7 Tesoros del Patrimonio Cultural de Punta Arenas’”.

“A pesar de todo lo anterior, más del 70 % de los terrenos se encuentra en posesión de particulares, por lo que cada día continúa sufriendo amenazas que ponen en riesgo a este asfixiado ecosistema, convirtiéndose en una de las pocas reservas naturales que sobreviven a la acelerada urbanización de la ciudad”.

Foto: Sebastián Velásquez, AEP 2019.

“En estos días este particular sitio enfrenta una nueva amenaza: la inminente construcción de una vía elevada a escasos metros del humedal Tres Puentes. Hemos escuchado diversas opiniones de autoridades regionales y expertos en temas hídricos, por lo que no podemos quedarnos ajenos a esta situación, sobre todo conociendo que la importantísima variable ambiental es la menos tomada en cuenta en la evaluación de estos mega-proyectos. Por ello declaramos que:

  1. A pesar de haber estado presentes desde las primeras participaciones ciudadanas de este proyecto, aportando con la experiencia y conocimiento de más de 10 años de trabajo en el lugar, la opinión y la información recabada desde la ciencia y la ciudadanía local no ha sido considerada en la toma de decisiones por parte del Estado. Prescindir de información ambiental disponible a la hora de evaluar proyectos de esta envergadura, en ambientes tan frágiles y únicos como el Humedal Tres Puentes es un riesgo que Magallanes no puede permitirse.
  2. Sin duda existen mejores soluciones viales que no sigan poniendo en jaque el entorno y que son de un costo mucho menor que el mencionado cruce, especialmente ahora que el sector pasó a estar en el radio urbano de la ciudad, donde el límite de velocidad es de 50 kilómetros por hora por lo que además se podrían instalar semáforos y reductores de velocidad, tal como en otras ciudades de Chile. Quizás sólo con la rotonda (primera etapa del proyecto) ya se solucionaría el mal diseño inicial de este problemático cruce.
  3. A la fecha, no existe estudio de impacto ambiental que permita garantizar que el humedal Tres Puentes no se verá afectado por ruido y contaminación por ejemplo en las etapas de instalación de obras, construcción y funcionamiento de la vía elevada.
  4. Lamentamos que no se tome en cuenta la opinión de expertos regionales en temas tan importantes como el factor climático, específicamente los relacionados con el viento y escarcha en época de invierno”.

“Sin duda, hoy existe mayor conciencia por la conservación de nuestros ecosistemas, especialmente debido al cambio climático que nos afecta y afectará a todos. De hecho, pronto se promulgará una ley de conservación de humedales urbanos en el país, por lo que instamos a nuestras autoridades a escuchar a la comunidad para que esta Reserva Natural Urbana siga deleitándonos cada año con vida y sus múltiples beneficios socio-ambientales, recreacionales, educativos, científicos y turísticos en el acceso a la ciudad capital de Magallanes”.

Print Friendly, PDF & Email