Recolectores de desechos salvaron a chingue que fue arrojado vivo a la basura

En su hábitat natural, a 12 kilómetros de Punta Arenas, fue liberado el chingue que la noche de este martes (22 de julio) fue rescatado de una muerte segura por personal de la empresa Áreas Verdes, quienes lo encontraron entre los desechos que recolectaban en el sector céntrico de Punta Arenas. El hedor de la orina del típico animal magallánico alertó al tolvero de la presencia del ejemplar.

Alrededor de las 20 horas, en el denominado ‘Barrio Rojo’ de Punta Arenas, fue recogida la bolsa en la que algún inconsciente arrojó vivo el animal. En ese recorrido trabajaba a esa hora el camión 13 nocturno, conducido por Marcelo Ravena, junto al tolvero Javier Parra, y los auxiliares Juan Álvarez y Juan Ojeda.

“Los muchachos me avisaron y bajé a ver. Primero pensamos que era un pericote, pero el olor era inconfundible. Lo miramos y nos dimos cuenta que estaba vivo, que algún descerebrado lo había tirado a la basura, menos mal que no alcanzamos a prensar la carga”, comentó Ravena, chofer del vehículo de recolección de desechos domiciliarios.

Ante la situación, y verificando que el animal, además de asustado, se encontraba en buenas condiciones, lo pusieron a resguardo en una caja, acompañándolos por horas, hasta que fue liberado camino al vertedero, sector donde habitualmente ellos ven a estos animales cruzarse en el camino.

Afortunadamente, la oportuna reacción y sentido común de los trabajadores permitió salvar la vida del oloroso pero particular animal magallánico.

Print Friendly, PDF & Email