Foto cedida

A golpes terminó audiencia judicial que otorgó libertad vigilada a abusador sexual

En una pelea entre los familiares de la víctima y la del condenado por abuso sexual, terminó ayer (8 de julio) el procedimiento abreviado que condenó a Cristian Loayza Almonacid como autor de abuso sexual en contra de una niña de 6 años. La frustración e indignación de los cercanos a la menor los llevó a cobrar justicia por su propia mano en contra del sujeto que admitió los cargos acusados por la Fiscalía.

Una de las salidas alternativas que entrega el sistema judicial es el procedimiento abreviado, instancia judicial en la cual un imputado admite los hechos de una acusación, evitando así un juicio y todos los costos que para el Estado esto significa. A cambio, el condenado puede optar a ciertos beneficios y rebaja de penas, aunque para acceder a ello deben existir una serie de requisitos, los que en este caso se cumplían.

Fue así que Loayza Almonacid admitió los hechos de la acusación, los que apuntaban a que, entre los años 2014 y 2016, el sujeto habría abusado sexualmente de la víctima, en circunstancias que la mamá de la menor, mientras trabajaba, la dejaba al cuidado de la madre del imputado. Así, él efectuaba tocaciones a la pequeña y le exhibía material pornográfico.

Por lo anterior, inicialmente la Fiscalía y la parte querellante estaban solicitando una pena de 8 años de prisión, no obstante, al no tener antecedentes penales y haber colaborado con el esclarecimiento del caso la jueza Paula Stange impuso una sanción de 4 años, pero con la modalidad de libertad vigilada intensiva.

Tras el fallo, entre los asistentes a la audiencia se produjo una discusión que rápidamente se fue de las manos, debiendo intervenir una decena de funcionarios de Gendarmería para que la situación no pasara a mayores.

Print Friendly, PDF & Email