Pensionado se encadenó en calle Magallanes reclamando lentitud en procesos judiciales

Con sólo 240 mil pesos mensuales afirma vivir mes a mes Humberto Díaz, pensionado de 68 años que la tarde de este viernes (14 de junio) se encadenó en el frontis de la Corporación de Asistencia Judicial de Punta Arenas, en reclamo por lo que afirma es una “extrema lentitud” en los procesos judiciales que inició a través de dicho estamento.

Dos son las causas que asegura no han tenido mayor movimiento y que inició a partir de 2017. Uno de los procesos guarda relación con su calidad de ex marinero de la Armada de Chile, afirmando haber sido sacado de las filas por haber dado cuenta del golpe de Estado que se venía gestando en 1973 al interior de la institución.

Por dicha acción, él junto a un grupo de compañeros de filas habrían sido apartados, sin reconocerles los años de servicio prestado, sólo por ser “un marinero constitucionalista que defendió las leyes del estado”.

Además, reclama Díaz haber tenido inconvenientes legales por la compra de un terreno, materia que también llevó a la Corporación de Asistencia Judicial solicitando representación legal, sin embargo, a la fecha, asegura no haber obtenido ningún resultado.

Reclamó la nula empatía con sus casos, siendo su última visita la gota que derramó el vaso agotando su paciencia, por lo que decidió adoptar la medida de presión a vista y paciencia de los transeúntes, encadenándose a un tubo afuera de la oficina dependiente del Ministerio de Justicia.

Sobre la materia, en el lugar, el director regional (s) de la corporación, afirmó que, revisando el registro de las causas, una consta en tramitación recién en marzo pasado, mientras que el otro proceso se encuentra en consulta en Santiago. Ofreció dialogar con el pensionado a fin de llegar a algún acuerdo para deponer su manifestación.

Print Friendly, PDF & Email
Foster Moreau Womens Jersey