Encarcelan a sujeto acusado de violar y abusar sexualmente de sus hijos de 6 y 3 años

Con prohibición a los medios de prensa de divulgar cualquier antecedente que permita identificar al imputado, y por ende a los niños víctimas, se realizó la noche de este viernes (10 de mayo), la audiencia de formalización de cargos en contra de un hombre de 44 años que, entre los años 2012 y 2014 abusó sexualmente de sus propios hijos, cuando ellos tenían entre 3 y 6 años. Afortunadamente, los niños hace tiempo fueron apartados de sus padres, y hoy cuentan con una familia que los apoya y que los acogió tras una dura historia de vida.

En abril de 2018, profesionales del Programa de Representación Jurídica “Tus Derechos” interpusieron una querella criminal en contra del imputado, luego que el mayor de los tres hermanitos, le confesara a su guardadora el infierno que junto a sus dos hermanos pequeños habían tenido que enfrentar.

De acuerdo al conmovedor relato que la fiscal Wendoline Acuña hizo durante la audiencia, uno a uno los niños fueron revelando las diferentes aberrantes conductas que el sujeto practicaba con ellos cuando se quedaba solo. Uno de ellos fue ultrajado en varias oportunidades, en tanto respecto de los otros dos, se trataría de abusos sexuales reiterados. Contar su triste secreto, se habría dado gracias al fenómeno de resguardo que los menores que han sufrido actos de este tipo experimentan cuando encuentran personas que los acogen, en este caso, la familia que los albergó en su hogar, según explicó la abogada del programa colaborador del Sename, Claudia Guerrero.

Sin entrar en los reprochables detalles, basta señalar que a medida que se iban dando a conocer los pormenores del actuar del padre contra sus hijos, más conmovía a los presentes la dura realidad que en su corta vida tuvieron que enfrentar las víctimas, ya que eran golpeados y amenazados por el agresor para que no contaran lo que él les hacía.

Asimismo, se dio a conocer que el Tribunal de Familia, en su momento, les quitó a sus padres los menores, siendo declarados susceptibles de adopción, ya que a lo largo de los años se evidenciaron las diferentes vulneraciones que los afectaban, todo eso, antes de que se supiera que habían sido violentados sexualmente.

De ahí, los niños pasaron de un centro de menores a otro, dejando todo lo vivido, graves secuelas en ellos, consecuencias que se dieron a conocer durante la formalización, y que dan cuenta del grado de afectación que, a cinco años del último episodio, mantiene evidentes huellas en ellos.

Tanto la fiscal Acuña como la querellante Guerrero, solicitaron la medida cautelar de prisión preventiva, medida que intentó ser controvertida por el defensor de turno. Sin embargo, la jueza Paula Stange consideró más que suficientes los antecedentes expuestos para tener por acreditado que la libertad del sujeto es un peligro para la seguridad de la sociedad, y en especial para los menores, por lo que envió a la cárcel al imputado, fijando un plazo de 4 meses para la investigación.

Print Friendly, PDF & Email