Archivo

Autores de terribles homicidios, unidos ahora por un teléfono celular

Si hablamos de Héctor Briones Gatica o de Sergio Escalona Chiguay, probablemente muchas personas no los relacionen con nada, pero si nos referimos al denominado “Crimen del Vertedero”, o el “sicario del ex militar”, seguramente muchos sabrán de quienes se está hablando, autores condenados por dos homicidios que en 2012 y 2013 conmovieron a la comunidad magallánica. Ahora, ambos sentenciados comparten una celda en la cárcel, y fueron sancionados al interior del penal.

Quince días sin recibir ningún tipo de visitas. Ese fue el castigo administrativo que se les impuso a Briones y Escalona, internos del módulo F1, en cuya celda se encontró en marzo pasado un teléfono celular con el que ambos mantenían comunicación con el exterior. Cabe consignar que dichos aparatos están prohibidos en las cárceles de Chile, y su uso se considera una falta grave por el reglamento interno.

Cabe recordar que Briones está cumpliendo condena por el homicidio de Ruth Velásquez, madre de sus hijos, a quien asesinó en su casa y sepultó en el vertedero de Punta Arenas. En tanto, Escalona está preso por asesinar al ex militar Didier Mansilla, esposo de Irma Ovalle, quien lo contrató para matar a su cónyuge.

Dicho lo anterior, en marzo pasado se presentó ante el Juzgado de Familia un requerimiento de cautela respecto de los cuidadores de uno de los hijos de Briones, quien había estado recibiendo mensajes de su padre desde la cárcel. Si bien el juez no aceptó la solicitud de medidas cautelares que impidieran al sentenciado ver al menor, si ordenó a Gendarmería allanar la celda en búsqueda del artefacto.

Al ser encontrado, ambos sentenciados reconocieron que utilizaban el teléfono, aunque no precisaron como lograron ingresarlo al recinto penitenciario. Por lo anterior, se dispuso el castigo intrapenitenciario, el cual fue acogido por el Juzgado de Garantía de nuestra ciudad.

Print Friendly, PDF & Email