Apoderados temen que algunos niños queden sin alimentación en escuela Pedro Pablo Lemaitre

Preocupación manifestó a nuestro medio un grupo de apoderados de la Escuela Pedro Pablo Lemaitre de Punta Arenas, dando cuenta que al menos unos 30 alumnos dejarían de recibir el beneficio de la alimentación. Hechas las consultas, se confirmó la situación, aunque se clarificó que lo ocurrido obedece más a políticas nacionales que a una selección antojadiza.

“Focalización”. Ese parece ser el concepto que ha causado molestia entre algunos papás que, hasta hace algunos días, dejaban a sus niños en el colegio con la tranquilidad de que podrían almorzar ahí. Sin embargo, han sido informados que los beneficios sólo se entregarían a los menores que estén en el Registro Social de Hogares y estén en el tramo estipulado para aquello.

Un total de 35 serían los alumnos que se verían afectados, tema que mantiene complicados a los papás, ya que algunos incluso manifestaron su intención de retirar a los alumnos a la hora de almuerzo, y no llevarlos durante la jornada de la tarde, debido a los gastos, tiempos e inconvenientes que en algunos casos puede significar esto para las familias.

En ese sentido, El Magallánico tomó contacto con la dirección regional de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas, a fin de entender lo que estaba ocurriendo.

“Existen requisitos que están establecidos para entregar el beneficio, no es algo de ahora y nosotros debemos fiscalizarlo”, explicó la directora regional (s) de Junaeb, Vilma Aedo. Además, la profesional explicó que los reglamentos establecen que los beneficiarios deben estar en el tramo de hasta un 60% en el Registro Social de Hogares, y quien no esté en dicho espectro, no puede ser beneficiado.

Añadió que “en el caso puntual de esta escuela, de una alta matrícula, se necesita mayor infraestructura además para poder dar alimentación a todos los que se quisiera, no es llegar y asignar una ración, nosotros debemos velar y fiscalizar aquello”, añadió.

Además, descartó que hubiese una disminución en las raciones de alimentos, y afirmó que se han vuelto más rigurosas las fiscalizaciones en los cumplimientos, a fin de garantizar la entrega a beneficiados, lo que podría haber conllevado una mayor rigurosidad de parte del establecimiento al momento de entregar la alimentación.

En ese sentido, Juan Concha, orientador de la escuela, explicó que “lo que se hizo fue ingresar a la plataforma (sistema informático de Junaeb) a todos los niños de kínder y pre-kínder, y es esa plataforma la que nos indica cuáles son los niños beneficiados, y nosotros debemos favorecer a los que aparecen ahí, a quienes no les corresponda no podemos otorgarle el beneficio”.

Ahora bien, ¿Qué solución tienen los papás ahora?. Se indicó que la Junaeb podría llegar a analizar caso a caso, como ya se hizo con un alumno del establecimiento; no obstante, eso no garantiza que los 35 alumnos que hasta ahora recibían alimentación, vuelvan a recibir su almuerzo.

Print Friendly, PDF & Email